viernes, 31 de marzo de 2017

BENJAMÍN EN EL RECUERDO



Benjamín Villar Sacramento, nació en la Villa de La Orotava el 31 de marzo de 1929, y falleció en la misma Villa en el 1988 a los 58 años de edad. Era hijo de un matrimonio orotavense de pro; Placido del Villar (chofer de la Parada de Los Ricos primero y después de don Fernando Salazar y Castro) y de Candelaria Sacramento (ama de Casa). Era el segundo de cuatro hermanos: Jesús (fallecido), Benjamín, Candelaria y Francisco (fallecido) de Villar Sacramento.
Estudió en las Graduadas del Ayuntamiento, y trabajó a lo largo de su vida; como camarero en el Kiosco de la Música de la Plaza de la Constitución o de la Alameda, cuando lo regentaban; Pepe Pérez y Antonio García “El de Las Maquinas”. Cambiando de profesión y de oficio, después de años de trabajo al servicio de los clientes de la plaza, al de auxiliar de Farmacia. Aquí trabaja el resto de su vida, en la Farmacia de la calle de San Francisco anexa al Hospital de la Santísima Trinidad y a la añeja “Casa de Socorro”, propiedad de don Carlos Domínguez.
Un hombre bondadoso y misericordioso, sobre todo compasivo tanto en el oficio de camarero como el del farmacéutico, puesto que amaba su trabajo, y atendía al público con una sonrisa que le caracterizaba, a veces en chilindrina y a veces de la compasión que un ser indigente requiere de todo corazón.
Estando en la farmacia de San Francisco, cuando era necesario, atendía a los heridos que se masificaban en La desaparecida Casa de Socorro, como un ayudante sanitario demás.
Amante del fútbol, de la UD. Orotava, era su equipo y sus colores. Amante de las Bandas de Músicas, siempre acompañando a las de su Villa, su cuñado General Berenguer y su hermano Francisco fueron miembros de las Bandas de Música de La Orotava; Municipal, Agrupación Musical Orotava y Amigos del Valle.
Amante de las procesiones, sobre todo de la Semana Santa orotavense, y amante de las fiestas del arte efímero de las alfombras de flores y de tierras y por ultimo amante del folclore, de sus Santos Patrones; San Isidro y Santa María de La Cabeza. El Ganado, La subida del Santo y La Romería eran evidentes.
En fin todo un villero, que se fue joven, quizá no supo asimilar el cambio de titular y del lugar de la Farmacia (su segundo hogar), no lo sé, pero me quedo con las generosas palabras de su hijo Benjamín de Villar González alumno mío en el IES La Orotava Manuel González Pérez del Barrio de San Antonio (antiguo Instituto de Formación Profesional): “…En recuerdo de mi querido padre Benjamín que a pesar que hace que murió 26 años (2014), siempre sigue en mi recuerdo por lo que significó para mi persona; noble leal y servicial, que me inculcó los valores que tengo hoy en día. Esta foto está tomada en la extinta Farmacia de San Francisco donde dedico 30 años de su vida a atender a las personas más necesitadas. “PADRE el tiempo pasa y donde quiera que estés siempre te echo mucho de menos, guárdame un lugar junto a ti, te quiero”…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario