domingo, 12 de marzo de 2017

CALLE BENJAMÍN J. MIRANDA



Calle Benjamín J. Miranda del Puerto de la Cruz vista desde la calle del pintor de cámara del Rey Fernando VII el portuense  Luis de la Cruz. Son dos principales calles que están ubicadas a la espalda de la mar, no huelen a salitre, a veces son secas, corre poco las brisas marinas, puesto que la de Zamora al sur le corta el paso del aire marino de la playita de San Telmo y de la Punta  del Viento y la de San Juan por el lado norte hace la misma misión con la brisa del Puerto romántico pesquero antigua ubicación de la batería de Santa Barbará.
La calle del Puerto de la Cruz Benjamín J. Miranda ensambla la calle Cólogan con la de Zamora a través del cruce cuatro esquinas de la calle Esquivel. Por ella cruzan las procesiones del templo parroquial Matriz de La Peña Francia, sobre todo la de la noche del domingo de las fiestas mayores del Puerto de la Cruz donde comienza la procesión de la Venerada imagen querida y adorada de los portuenses Gran Poder de Dios conocido por EL VIEJITO.
La panorámica remitida por el amigo del Puerto de la Cruz; Bernardo Cabo Ramón, está tomada desde la calle Luis de la Cruz, lugar donde estuvo la Maternidad portuense, en donde dieron a luz muchas mujeres del Puerto de la Cruz, de La Orotava y los Realejos, en ella nació mi hijo mayor Juan Félix Álvarez y González de Chaves.
Panorámica correspondiente a la década de los años sesenta del siglo XX, a la izquierda existía una venta de un señor que no recuerdo su nombre, cliente asiduo de petróleo de mi padre Juan Álvarez Díaz.
Muchos cables eléctrico y de telefónica colgando y atravesando las vías, y un solo automóvil estacionado a la derecha casi encima de la acera marca SINCA de la época. En la actualidad ambas vías son peatonales.
El amigo del Puerto de la Cruz; SALVADOR GARCÍA LLANOS, remitió entonces estas notas: “…La venta a la que te refieres, esquina izquierda, es la de Alfredo García Martell. Muchos bocadillos y vasitos de sifón. Los jóvenes y talluditos iban a comprar "gorritos del niño Jesús" que era como entonces llamaban a los condones. En la misma acera, más arriba, había otro comercio, el de Luis Matheu. Enfrente, la panadería de los Torrents. Por último, en la intersección con la calle Esquivel, estaba la trasera de la vivienda y comercio de los Verano…”
El amigo de la infancia de La Villa de La Orotava; CARLOS MUÑOZ QUINTERO, remitió entonces estas notas: “… Bruno si te figas bien a la derecha hay unos niños creo que mi mujer y su hermano Pepe y el coche era de mi suegro Don Pedro Pérez Noda…”
El amigo del Puerto de la Cruz Catedrático de la Universidad de La Laguna; ANTONIO GALINDO BRITO remitió entonces estas notas: “…A la derecha muy cerca de la panadería Torrents y pegado a la casa de Pedro Pérez Noda había una tienda regentada por las Rubias unas hermanas muy guapetonas y al lado de Luis Matheu estuvo la carnicería donde trabajaba Julián (el Wilo) un gran carnavalero y estaba de carnicero Domingo (el Virguito)…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario