viernes, 17 de marzo de 2017

CONSUELO (TATA) Y FINA Y EL PREDICADOR AÑO 1955 (II)



Procesión del mediodía del Domingo de Ramos en la Villa de La Orotava, principio de los años cincuenta del siglo XX.
Procesión conocida por la de los palmitos, formada por dos pasos; La Magdalena Penitente, obra del escultor grancanario José Lujan Pérez y el Señor Predicador, realizado en 1667 por Blas García Ravelo, discípulo de Martín de Andújar. Este paso procesional pertenecía al templo del convento dominico de San Benito (actual templo parroquial de Santo Domingo Guzmán), pasando a formar parte de los bienes de la Parroquia Matriz tras la desamortización de Mendizábal de 1835.
Consuelo (Tata) y Fina Álvarez Abréu (mi hermana), acompañan al paso, por las famosas cuatro esquinas orotavenses, cruces de las calles; La Carrera y Tomás Pérez (antigua de Home).
Varias curiosidades, representan esta procesión desde entonces (antes del Concilio Vaticano II). El velo en las féminas, el misal eclesiástico, el respeto y la separación entres sexos, féminas por la acera derecha y varones por la izquierda. Además el recuerdo de los clásicos garrones desaparecidos despiadadamente que adornaban el Balaústre diseñado originalmente por el arquitecto Mariano Estanga de la Plaza del Ayuntamiento de la Villa de La Orotava.
VIDEO SOBRE LA HISTORIA Y DEVOCIÓN: LA SEMANA SANTA VILLERA.
MARQUEN AQUÍ:

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada