martes, 7 de marzo de 2017

CUARENTENA EN EL PUERTO DE LA CRUZ EN EL SIGLO XIX



Fotografía correspondiente a la plaza El Charco del Puerto de la Cruz, año 1829. Dibujo de Álvarez Rixo.

En el año 1832 para que las tripulaciones y los pasajeros de los barcos que realizaban la aguada en nuestro Puerto de la Cruz. Pudieran realizarsus cuarentenas, ante la sospecha de que pudieran traer a bordo alguna enfermedad infecto contagiosa; se construyó un lazareto en Punta Brava que en esos años pertenecía al municipio del Realejo Alto, al cual se le pagaría un arrendamiento, pero el ayuntamiento realejero lo franqueó gratis, según consta en escritura pública ante el secretario y escribano público don Miguel Quintín de la Guardia.
Contrasta esta actuación frente a la que tuvieron en el año 1810, cuando se construyó en estos terrenos de Punta Brava, un lazareto provisional urgido por la terrible epidemia de fiebre amarilla que azotaba la ciudad del Puerto de la Cruz entonces Puerto de Orotava. En esa ocasión los vecinos del Realejo Alto, destrozaron el local.
Según Álvarez Rixo constaba de un edificio de cuarenta y siete varas divididos en tres almacenes o salones bien ventilados, un espacio aplanado en contorno, un desembarcadero tolerable y dos cuartos algo apartados para alojar a la guardia y al hombre que de Ordinario cuidaba el local.
El costo de la obra fue de mil quinientos pesos corrientes. Álvarez Rixo da cuenta de esta noticia tanto en los "Anales· como en la Descripción histórica, aunque en la primera de ella da la fecha de 1833 y en la segunda de 1832.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario