domingo, 12 de marzo de 2017

EL CALVARIO DEL PUERTO DE LA CRUZ



Fotografía de estudios BAEZA referente a la ermita El Calvario del Puerto de la Cruz en la calle de San Felipe. Notas del amigo y convecino portuense Bernardo Cabo Ramón.

Ermita del Calvario, está situada en la Calle de San Felipe, aproximadamente desde 1766, cuando se construye este Calvario en la parte alta de la roca, se fija en una basé de mampostería con una cruz desde el naciente hacia poniente. Su parte frontal estaba compuesta de una balaustrada de madera incluida su puerta, en la parte interior la roca estaba ahuecada y en un sitial estaban colocadas las tres cruces.
El anterior Calvario, según nos cuenta el amigo portuense Catedrático de la Universidad de La Laguna; Antonio Galindo Brito, estuvo situado frente al antiguo Convento de San Francisco, en la Calle de San Juan, en la Plaza que se llamó del Calvario hasta finales del Siglo XVIII. Luego se le denomino Plaza de San Francisco hasta finales del Siglo XIX. Desde 1900 hasta hoy la llaman del Doctor Víctor Pérez González, en recuerdo de este prestigioso palmero casado con la Poetisa, doña Victoria Ventoso Cúllen.
La viajera Olivia Stone, nos cuenta en su libro, lo siguiente de éste lugar: Martes, 23 de octubre de 1883. Volvemos a la ciudad por la zona denominada La Ranilla. La calle es ancha, pavimentada con los desagradables guijarros, y las casas a cada lado son pequeñas y de una sola planta. Tras recorrer unas cincuenta yardas, nos encontramos con un objeto curioso. Es un respiradero volcánico, de unos sesenta o setenta pies de alto, que se eleva repentinamente en medio de las casas, dominándolas. Está formado por lava negra y dura, Un poco más allá, bajando unas cuantas yardas por una calle, hacia el sur, vemos estas burbujas solidificadas; la parte que da hacia nosotros está hueca y parece una cueva. La primera tiene una gran cruz en la parte alta y delante de ella, dando hacia la calle, se ha construido un calvario. Su aspecto desde el otro lado de la calle es llamativo. Toda la parte frontal está formado por tiras de madera, colocadas verticalmente en hilera, de tal modo que parece una enorme jaula de zoológico. Contiene varias cruces y los ornamentos habituales, además de utilizarse como almacén para los farolillos de papel que se cuelgan en las noches de fiesta. Este calvario tal como lo cuenta Olivia Stone fue sustituido por la ermita del calvario actual en el año 1888.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario