martes, 7 de marzo de 2017

EL QUE PUDO SER EL COLISEO DEL VALLE DE LA OROTAVA



Mi amigo de la infancia en la calle El Calvario de la Villa de La Orotava, amigo del juego, de la ilusión y de los secretos infantiles Carmelo Santos Villar, que siempre le llamábamos y le seguimos; “Carmelito”.
Remitió entonces esta foto, que me deja demasiado perplejo. Me pregunto pudo ser este Coliseo el gran Teatro que el Valle de La Orotava demandaba, tanto en lo artístico, en la acústica y en la arquitectura tradicional canaria.
El amigo de la infancia de la Villa de La Orotava; MANUEL RODRÍGUEZ MESA en su libro “Un Siglo de Música en la Villa de La Orotava (1842 – 1942)”, habla sobre lo que pudo ser este extraordinario y clásico Coliseo, que se proyectó construir, donde actualmente está el edificio de Correo y Telégrafo (ex convento de San Nicolás): “…don Félix Reyes Martín, uno de los más entusiastas promotores de la idea del que “no será solamente el Teatro de la Villa de La Orotava, sino el Teatro del Valle”, describió el coliseo proyectado en un artículo publicado en La Voz del Valle (La Orotava número extra, 1928) manifestando que “el edificio ocupará en planta rectangular una superficie de unos 26 por 34 metros, dando su frente principal a la plaza de Casañas”. Añade que “en la planta baja se proyecta un amplio “foyer”, una galería que da vuelta a todo el patio de butaca, foso para orquesta, y las plateas con sus correspondientes antepalcos. La planta entresuelo, se compone de “foyer”, galería circundante con amplios ventanales en la parte que comprende el indicado “foyer” y 17 palcos con antepalcos, incluso el destinado para el Ayuntamiento”. “En la parte principal se disponen 5 palcos a cada lado, con sus antepalcos y galerías, y un antepalco central para colocar filas de butacas. La planta del segundo piso consta también de cinco palcos cada lado, sus correspondientes antepalcos y grada para doscientos asientos”. “Su aforo es de 328 localidades, la primera planta, 106 la planta entresuelo, 192 la planta principal, y 260 la planta del segundo piso, lo que hacen un total de 886 localidades de amplios y   cómodos asientos”. El Presupuesto del proyecto, en cuya viabilidad creía firmemente tanto el señor Reyes Martín, como el grupo que le secundaba, era de 474.881,50 pesetas…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada