miércoles, 29 de marzo de 2017

EL RECORDADO CHORRO DE LA CRUZ DEL TEIDE



El amigo Emiliano C.R. Yanes, remitió entonces (2016) esta fotografía del chorro que existió en el famoso Barrio de la Cruz del Teide de La Villa de La Orotava, del principio de los sesenta del siglo XX. Que estaba situado al final de la calle Salazar, esquina con el callejón El Monturrio.
Dos niñas del lugar recogen el agua cristalina, utilizando una tableta prevista de un alambre para mantener la presión de la llave de acero del grifo. Detrás la casa de don Pedro González oriundo de Los Realejos, que fabricó en esa zona al regreso de Venezuela.
Los Chorros en fundición en hierro se fabricaron por encargo en Inglaterra, fueron colocados en diferentes lugares de La Villa, siendo Alcalde el ilustre jurista; Don Agustín Hernández y Hernández, estaban espaciados por toda La Villa.
Me es reminiscencia de verlos y disfrutarlos desde que era un niño, a ellos acudía en busca de aquella agua cristalina que procedía de las fuentes municipales para el abasto desde Aguamansa.
En la actualidad solo quedan dos; el de la Magnolia en la calle de San Juan y el del  popular Barrio “Los Cuartos”, según me informa la amiga orotavense; Conchi González Martín, que está al lado de la Ermita, que se adorna todos los años por la festividad de San Juan (24 de junio) y ya van muchos años.
Los demás desaparecieron, del depósito municipal, a raíz de la colocación del agua corriente al final de la década de los años sesenta. Muchos de ellos lo he vistos en domicilios particulares adornando sus jardines, pero en este caso me atesoro, como pudieron llegar a esos términos, el pueblo lo sabrá. Lo normal que se colocaran en sus lugares preferentes e históricos en forma de adornos y que se enramaran como el de “Los Cuartos”.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario