miércoles, 8 de marzo de 2017

FERNANDO LINARES (1935 – 2017)



El amigo desde la infancia de la villa de La Orotava; ÁNGEL GARCÍA GONZÁLEZ, remitió entonces estas notas que tituló; “FERNANDO   LINARES  (1935 – 2017)”: “…Fernando  fue mi primer entrenador de futbol allá por 1955 en el infantil Águila Tinerfeña. El, con veinte años, era portero del UD Orotava, y yo con doce, no sabía sino correr. Pero por algo se empieza, me dijo.
Cinco años antes había empezado Fernando en el equipo del Frente de Juventudes que entrenaba el mítico Don Paco, en el que estuvo dos años, hasta que Pedro Perdomo lo llevó al Tinerfe, un club de Adheridos del Puerto de la Cruz. El entrenador del  CD Norte, de primera categoría, se fijó en él y lo llevó a la sombra de un veterano ilustre,  el victoriero  Ángel Armas, de quien aprendió el oficio.
En mayo de 1954 se disolvió el Norte cuando iba a comenzar la Copa Heliodoro. Y Fernando, junto  con Toledo y Gerardo Vera, pasaron al UD Orotava, que llegaría a la final de dicho torneo, que disputaría al CD Tenerife de segunda división nacional. Fernando sucedió en la portería a Miguel Linares y Magencio  y estaría en los copos de nieve hasta 1959.
En estos cinco años y pico compartió portería con Paco Ruiz, Daniel, Tito, Pepe Ramos y Fuentes, siendo su mayor gesta  el 13 de octubre de 1957 al ganar la final de la Copa Heliodoro, frente al San Andrés (primera copa de la abarrotada vitrina orotavense) , con esta  alineación : Fernando; Peraza, Sierra, Cabrera; Quillo, Bonilla; Macario, Villalba, Viera I y II, y Núñez.
En agosto de 1959 el Orotava pasa por momentos de incertidumbre y Fernando ficha en el vecino UD Realejos, donde estaría dos temporadas, logrando en ambas un honroso quinto puesto y alternando con un joven portero, Antonio Platero, que llegaría a primera división con el Tenerife.
En la temporada 1961- 62, Fernando inicia una segunda etapa  de tres años que compartiría con el portero grancanario Angulo y con Seve, Arocas  y Luis.
Su última aparición con el equipo de la Villa fue la final de la Copa Heliodoro, repetida  en el estadio santacrucero el  1 de abril de 1964 , en la que se impuso el Puerto Cruz por 3-0 , con la siguiente alineación: Angulo (Fernando); Yanes, Blanco, Navarro; Chuchito, Ruiz; Bacallado, Angelito, Juan Jesús, Evadio y Antoñito .
Al mes siguiente Fernando colgó las botas con la pena de no haber conseguido el ansiado partido – homenaje como el que obtuvo su compañero Quillo al llegar a los diez años en el equipo, galardón que instituyó el recordado presidente Hernández Méndez  en su día.
Si como deportista tuvo una trayectoria intachable, aún más lo fue en su vida profesional como empresario del ramo de la madera y no digamos nada de su vida familiar como esposo y padre y sobre todo por su resignación cristiana para sobrellevar la penosa enfermedad que terminó con días el pasado 19 de febrero 2017. Dios lo tenga en su gloria…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario