sábado, 11 de marzo de 2017

FUNDACIÓN CANARIA OROTAVA DE HISTORIA DE LA CIENCIA



En 1991 profesores del IES Villalba Hervás y del IES Rafael Arozarena, ambos de La Orotava, decidieron realizar un seminario sobre historia de la ciencia. Se eligió como tema la historia de la geometría griega y se desarrolló desde octubre del 91 a mayo del 92, homologado como curso de perfeccionamiento de profesorado. Su éxito, ya que contó con la asistencia de más de 40 profesores, motivó su continuidad y que la Consejería de Educación solicitara al "Seminario Orotava" la extensión de su actividad a La Laguna y a Gran Canaria a partir del curso 96-97.
El constante y decidido apoyo de la Consejería de Educación, del Cabildo Insular de Tenerife y del Ayuntamiento de La Orotava permitió que en 1999 el Seminario Orotava se transformara en la Fundación Canaria Orotava de Historia de la Ciencia, un paso necesario para poder ampliar los tipos de actividades a realizar y gestionarlas con mayor autonomía.
En junio de 2001 se inaugura la sede de la Fundación en el centro de la Villa de La Orotava, escenario donde se planean, organizan y ejecutan la mayoría de las actividades que se reflejan en este sitio en red: seminarios de historia de la ciencia, proyectos de digitalización, congresos y simposios, edición de libros, exposiciones itinerantes, encuentros de estudiantes y contenidos didácticos en línea para profesores y alumnos de secundaria.
En 1990, bajo el impulso de José Montesinos, un grupo de profesores de institutos de La Orotava  interesados por la historia de la ciencia, como José Luís Prieto, Miguel Hernández, Sergio Toledo, Ákeka Gutiérrez, Carlos Martín, Ana Delgado, Begoña González y Alberto Relancio, más Jesús Sánchez de la Universidad de La Laguna, deciden organizar un seminario de historia de la ciencia para ir estudiando a lo largo de varios cursos el desarrollo del conocimiento humano sobre el mundo natural. Para el primer año se eligió estudiar la ciencia griega clásica y debido a la importancia de los conceptos de forma y figura en la cultura helena el curso fue titulado Historia de la geometría griega. Constó de 22 conferencias, impartidas las tardes de los miércoles en el salón de actos del Villalba Hervás y seguidas de extensos coloquios. De ellas 14 fueron expuestas por los propios organizadores y 8 por profesores invitados: 2 italianos, 3 peninsulares y 3 canarios. Al seminario se le dio la cobertura de los cursos de formación de profesorado de la Consejería de Educación, que concedió una ayuda económica para los gastos de viajes y hoteles. Se contó también con una subvención del Ayuntamiento de La Orotava para comprar libros, que fue el inicio de la biblioteca especializada en historia de las ciencias. El ciclo fue coordinado por Miguel Hernández y José Montesinos; se matricularon 45 profesores, que sería la media de asistencia durante los 5 cursos, de 1991 a 1996, que duró el recorrido histórico desde la ciencia griega hasta la actual. El libro que recoge las ponencias del primer curso fue diseñado y editado por los organizadores. Los libros de los cursos siguientes se han publicado en la colección Encuentros, de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias.
Debido al éxito del Seminario Orotava de Historia de la Ciencia la Consejería de Educación solicitó a sus coordinadores que extendieran sus actividades a La Laguna y a Gran Canaria, donde a partir del curso 1996-97 se desarrollaron los ciclos: Historia de la enseñanza de las matemáticas (96-97), Matemáticas y cultura (97-98) y Matemáticas y realidad (98-99). Asimismo el Seminario Orotava se desdobló, impartiéndose también en Las Palmas de Gran Canaria a partir del curso 96-97 con el ciclo Ciencia y cultura en la Grecia clásica, teniendo como escenario el Centro de Cultura del Cabildo Insular y siendo coordinado en años posteriores por Pablo Frade, Luz María Albelo, Sarichi Miranda, Pino Cruz y Juan Antonio Jaén. Por el Seminario Orotava han ido pasando conferenciantes de la categoría de John Beckman, Antonio Beltrán, Luca Bianchi, Michel Blay, Antonio Bravo, Ahmed Djebbar, Fernández Rañada, Enrico Giusti, García Calvo, García Gual, García Tapia, Miguel Ángel Granada, David King, Mariano Martínez, Víctor Navarro, Javier Puerto, Antonella Romano, Sánchez Ron, Àrpad Szabó y Bernard Vitrac.
La profusión de actividades del Seminario Orotava aconsejó dotarlo de la forma jurídica de fundación para permitir mayor libertad de actuación y facilitar su gestión económica. Su constitución tuvo lugar en febrero de 1999, en un acto celebrado en el Ayuntamiento de La Orotava presidido por el vicepresidente del Gobierno de Canarias, don Adán Martín. Su patronato quedó constituido por cuatro instituciones: la Consejería de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, el Cabildo Insular de Tenerife, el Ayuntamiento de La Orotava y la Universidad deLa Laguna, representados respectivamente por don José Miguel Ruano León, su primer presidente, don Ricardo Melchior Navarro, don Isaac Valencia Domínguez y don José Gómez Soliño. Se eligió a don José Luís Montesinos Sirera como director y a don José Luís Prieto Pérez como secretario de la Fundación Canaria Orotava de Historia de la Ciencia. Se nombró a don Sergio Toledo Prats coordinador de actividades académicas, a don Miguel Hernández González coordinador de divulgación y didáctica, a don Joaquín Gutiérrez Calderón coordinador de biblioteca, documentación y publicaciones y a don Jesús Sánchez Navarro coordinador de investigación. En el año 1998 la Fundación Orotava pone en marcha su propio sitio en red para informar de sus actividades y con vocación de albergar materiales de historia de la ciencia útiles para el profesorado; fue elaborada y gestionada desde entonces por Juan Antonio Martínez Jaén.
En junio de 2001 el Ayuntamiento de La Orotavaotorga como sede a la Fundación Orotava una casa recién restaurada, sita en Calvario nº 17, inaugurada por el presidente del Gobierno de Canarias don Román Rodríguez en un acto que contó con la presencia de los representantes de las instituciones del Patronato. Don Jürgen Renn, director del Instituto Max Planck de Historia de la Ciencia, de Berlín, pronunció la conferencia inaugural, precedida por el discurso de salutación de don Egidio Festa, en nombre del Centro Nacional de Investigación Científica Alexandre Koyré, de París.
En 1998, como consecuencia del trabajo desarrollado en el Proyecto Nereida "La navegación entre 1400 y 1700" en el que participaron dos institutos de secundaria canarios, dos ligures y uno lisboeta, la Fundación Orotava organiza la exposición "Los viajes portugueses y el encuentro de las civilizaciones", que fue cedida por la Comissao Nacional para as commemoraçoes dos descubrimientos portugueses. Siguiendo ese modelo será a partir del año 2000 cuando la Fundación Orotava comience su labor de producción y organización de exposiciones propias con "Los latidos del agua", que gira en torno a los molinos de La Orotava. A partir de 2004 las sucesivas exposiciones producidas por sus miembros, entre las que cabe destacar "Sociedad, cultura y ciencia en la época de Einstein" (2005) y "Canarias, territorio de exploraciones científicas" (2007), se integran en el proyecto "Ciencia itinerante", para ser exhibidas en los centros de secundaria de Canarias.
En el año 2000 la Fundación Orotava inicia la colección "Materiales de historia de la ciencia" al cuidado de Miguel Hernández, donde se publican libros didácticos destinados a profesores y alumnos de bachillerato. Al ritmo de dos libros anuales en la colección han tenido cabida textos clásicos de José Clavijo y Fajardo, Agustín de Betancourt y Christen Smith, además de libros de autores actuales sobre temas variados, entre los que cabe destacar la publicación de un libro de texto sobre historia de la ciencia para alumnos de bachillerato, en dos volúmenes, escrito por Miguel Hernández y José Luís Prieto.
En febrero de 2001 tuvo lugar la puesta de largo internacional de la Fundación Orotava con la organización del Eurosymposium Galileo 2001, celebrado en el Puerto de la Cruz con la participación de 60 investigadores de 16 países. Las actas se publicaron ese mismo año en un volumen de casi mil páginas en cuatro idiomas bajo el título Largo campo di filosofare,convirtiéndose en libro de referencia para los estudiosos galileanos. Como preparación previa el Seminario Orotava de desplazó durante el curso 1999-2000 a la Facultad de Física y Matemáticas de la Universidad de La Laguna, donde se impartió el ciclo de conferencias Galileo y la gestación de la ciencia moderna. Entre los siguientes simposios organizados por la Fundación Orotava destacaremos "Ciencia y Romanticismo", celebrado en Maspalomas, Gran Canaria, en julio de 2002, "Einstein and the changing world views of Physics 1905-2005", que tuvo lugar en La Orotava en marzo de 2005, y "Ciencia y religión de Descartes a la Revolución Francesa", realizado en Santa Cruz de La Palmaen septiembre de 2006. En estos congresos han participado figuras de tanto relieve como Abhay Ashtekar, Silvio Bergia, Michel Blay, John Hedley Brooke, Maurice Clavelin, Annibale Fantoli, Maurice Finocchiaro, Michel-Pierre Lerner, Trevor Levere, Jim Peebles, Pietro Redondi, Tilman Sauer, Dennis Sepper, Thomas Settle, William Shea, Carlos Solís, John Stachel, Maurizio Torrini y Robert Wald.
A partir del año 2000 la Fundación Orotavaempieza a organizar una serie de seminarios semanales a los que son invitados prestigiosos historiadores de la ciencia y algunos filósofos. Por ahí han pasado norteamericanos como Alan Gabbey, Peter Galison, Daniel Garber, John Heilbron, franceses como Olivier Darrigol, Jean Dhombres, Jean-Marc Drouin y Dominique Pestre, italianos como Anna Benvenuti, Domenico Bertoloni-Meli, Pietro Corsi, Egidio Festa, Paolo Mancosu, Silvio Maracchia y Rosario Moscheo, y españoles como Juan Arana, Félix Duque, Mauricio Jalón, Luís Español, Javier Ordóñez, José Pardo Tomás y Antonio Pérez.
Entre los años 2002 y 2006, con ocasión de la celebración del lustro fundacional de la Villa de La Orotava, la Fundación Orotava organizó cinco encuentros de estudiantes canarios de bachillerato sobre historia de la ciencia, donde equipos de alumnos de los institutos canarios exponían sus trabajos en torno a los temas elegidos para cada convocatoria, que fueron: "Visiones del universo a lo largo de la historia" (2002), "Máquinas, instrumentos y experimentos" (2003), "Arte y ciencia: relaciones históricas" (2004), "Las energías y la ciencia" (2005) y "Ciencia y vida" (2006).
Durante los años 2002, 2003 y 2004 la Fundación Orotava llevó a cabo el Proyecto Humboldt para la digitalización de documentos de las expediciones científicas a Canarias en los siglos XVIII y XIX, en cooperación con el Max Planck Institut fur Wissenschaftsgeschichte de Berlín que dirige Jürgen Renn, financiado por la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias y por los Cabildos insulares de Tenerife y Gran Canaria. José Luís Prieto, que concibió el proyecto, fue su coordinador, junto a Markus Schnöpf por parte alemana. A su término estaban disponibles en Internet 35 libros y 14 artículos de científicos europeos sobre Canarias, 755 cartas manuscritas de Philip Parker Webb, del Fondo Webb de la Bibliteca di Scienze de la Universitá degli Studi di Firenze y los manuscritos de Charles Lyell sobre Canarias conservados en la Edinburgh UniversityLibrary.
El Proyecto Humboldt permitió formar un equipo de trabajo digital que durante los años 2005, 2006 y 2007, coordinado por Alberto Relancio, ha realizado el Proyecto Digital de Documentación Científica, asociado al Proyecto ECHO (European Cultural Heritage On line), que ha creado un portal de historia de la ciencia para poner en red sus principales campos de trabajo:
•  Proyecto Betancourt, para la digitalización de obras, cartas y materiales de Agustín de Betancourt, en colaboración con el CEHOPU, del Ministerio de Obras Públicas.
•  Proyecto Turismo y Salud, para la digitalización de obras que promocionaron a las Islas Canarias como centro de salud para el turismo europeo entre 1850 y 1936.
•  Proyecto Canarias, Otra Mirada, para la elaboración de exposiciones, libros y folletos sobre las expediciones científicas a Canarias.
•  Digitalización de los pliegos de plantas canarias del Herbario Webb, perteneciente al Museo de Historia Natural de la Universidad de Florencia.
•  Digitalización del Fondo de Historia Natural del IES Cabrera Pinto, en colaboración con esta institución.
•  Elaboración de un conjunto de textos didácticos para profesores y alumnos de secundaria sobre las expediciones científicas a Canarias;
•  Creación de seis bases de datos: bibliografía de obras científicas sobre Canarias de los siglos XVIII y XIX; imágenes de Canarias en los libros científicos del XVIII y XIX; biografías de viajeros y científicos que visitaron Canarias; correspondencia de Ph. Barker Webb; herbario de Ph. Barker Webb; colección de animales del IES Cabrera Pinto.
 En febrero de 2007, el Patronato de la Fundación Orotava, presidido por don Isaac Godoy, Consejero de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias aprueba el relevo de José Montesinos Sirera en la dirección de la Fundación Orotava, a petición propia tras ocho años de mandato, por Sergio Toledo Prats, catedrático de Filosofía del IES Villalba Hervás de La Orotava, hasta entonces Coordinador de actividades académicas de la Fundación Orotava.
En el capítulo de seminarios destaca el correspondiente al año 2009 ha sido declarado año Darwin, ya que concurren en él dos circunstancias conmemorativas en la historia del Darwinismo; por un lado se cumplen doscientos años del nacimiento del ilustre naturalista británico y por otro hará ciento cincuenta años que vio la luz su magna obra El Origen de las Especies, publicada con el título original de On the origin of species by means of natural selection, or the preservation of favoured races in the struggle for life.
Al mismo tiempo que otras muchas instituciones académicas y científicas de todo el mundo, la Fundación Canaria Orotava de Historia de la Ciencia ha querido celebrar estas efemérides organizando conjuntamente con la Facultad de Biología de la Universidad de La Laguna la decimoctava edición del Seminario Orotava de Historia de la Ciencia, un ciclo de conferencias intitulado en esta ocasión El Darwinismo hoy, con el objetivo de actualizar las ideas evolucionistas cuyo debate quedó abierto en 1859 con la presentación de una de las teorías más consistentes de la historia de las ciencias.
Tras un siglo y medio han aparecido nuevos datos desde parcelas como la Paleontología y la Genética, o diferentes enfoques gracias a las aportaciones de ciencias jóvenes como la Biología Molecular que han reavivado la discusión y el contraste de opiniones, no ya sobre el hecho de la evolución, ampliamente aceptado por la comunidad científica, sino alrededor de los mecanismos del proceso evolutivo. Los proyectos más recientes, como el del genoma humano, han servido para hacer comprender la profunda unidad que vincula a todos los hombres con el resto de seres vivos de nuestro planeta, llamando nuestra atención sobre el necesario respeto por el conjunto de todo lo que vive. Como señaló el genetista ruso T. Dobzhansky «nada tiene sentido en Biología si no es bajo el prisma de la Evolución».
Es necesaria, por tanto, una puesta al día de la obra darwiniana a través de la participación de reconocidos especialistas nacionales e internacionales que cubran un amplio espectro de disciplinas de las ciencias naturales que contribuyan a esclarecer con rigor los problemas aún pendientes, y a formar en el intercambio de ideas nuevas fuentes de conocimiento.
Otro punto a destcar como gran evento cientifico II CONGRESO DE ESTUDIANTES "VILLA DE LA OROTAVA"  Agustín de Betancourt,  La ciencia yla Ingienería de su época.
Agustín de Betancourt y Molina es, seguramente, el científico más relevante que ha dado el archipiélago canario. Su actividad, desarrollada en las últimas décadas del siglo XVIII y el primer cuarto del siglo XIX, fue ante todo práctica: sus desarrollos en ingeniería, la construcción de máquinas de muy diverso tipo, el trazado de vías de comunicación, el diseño de edificios, las planificaciones urbanísticas o la creación de las Escuelas de Caminos, Canales y Puertos en España y en Rusia son buena muestra de ello. Betancourt nació en el Puerto de la Cruz, en Tenerife, y realizó sus primeros estudios en La Orotava. Desde muy pronto estuvo ligado a la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife, ya que su familia estaba imbuida del espíritu liberal y racionalista de la Ilustración. Suformación, su curiosidad y sus múltiples trabajos lo llevaron a Madrid, a París, a Londres y, en sus últimos años, al San Petersburgo de la Rusia Imperial del zar Alejandro I, donde llevó a cabo una labor ingente, y donde, aún hoy en día, se le sigue considerando un héroe. Betancourt participó en el espectacular progreso de las ciencias de su época, sobre todo de la Física y la Química, las cuales aplicó con éxito en desarrollos de ingeniería tales como la construcción de puentes o la tinción de fibras textiles. Vivió inmerso en plena Revolución Industrial, que le tocó vivir en Inglaterra —su construcción de máquinas de vapor a partir de las inglesas es un ejemplo de ello— y que desarrolló en España, Francia y Rusia. Sus ideas políticas progresistas, liberales, lo llevaron a tomar partido ante los acontecimientos históricos de su época, convirtiéndose así en un ejemplo eminente de hombre de acción ilustrado en España y, en particular, en Canarias —junto con Viera y Clavijo, Clavijo y Fajardo, los Iriarte. Agustín de Betancourt fue, sin duda, un canario universal y un modelo excepcional de científico que, a través de sus aplicaciones prácticas de la ciencia, es capaz de cambiar la sociedad y las formas de vida de la gente.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario