jueves, 16 de marzo de 2017

GASPAR DE QUEVEDO



Nace en La Orotava, en 1616 en el seno de una familia procedente de la localidad de Santa Úrsula. Aunó la actividad pictórica con la carrera eclesiástica. Su formación tuvo lugar en los talleres  sevillanos con una influencia de las formas zurbaranescas. Desarrolló su labor pictórica en la isla de Tenerife, sobre todo en el municipio de Tacoronte donde, realizó seis lienzos figurando la Inmaculada, Anunciación, Sueño de San José, Cristo Difunto, Santa Catalina y San Felipe. En él «se sintetizan las características de la pintura del seiscientos en Cana­rias», según palabras de la profeso­ra Carmen Fraga.
Él aborda temas religiosos y la realización de retratos. Su estilo es barroco dentro de influencias de Zurbarán, de los pintores sevilla­nos y de los grabados flamencos. Sus aportaciones han sido de vital importancia para sus discípulos y pin­tores posteriores hasta el siglo XIX, en que comienza a imperar la tendencia neoclásica.
Obras importantes: Cuadro de Áni­mas de la Parroquia de la Victoria de Acen­tejo —hay que indicar, como curiosidad, que son frecuentes los cuadros de las almas en el Purgatorio, en las iglesias de Canarias—, LA PIEDAD DE LA ERMITA EL CALVARIO EN LA OROTAVA (FOTO), ÓLEO SOBRE LIENZO TITULADO LA PENITENCIA DE SANTO DOMINGO EN LA ERMITA DE LA CANDELARIA DEL BARRIO DEL LOMO EN LA OROTAVA, ade­más Virgen de la Merced en la iglesia de las Clarisas de La Laguna, así como diversas versiones de La Purísima.
Según la profesora Carmen Fraga: … Gaspar de Quevedo, desde su bautizo en 1616 hasta 1652 no hemos encontrado ninguna cita documental suya: es decir, cuenta treinta y seis años de edad cuando surge su nombre en los archivos. Esto es más extraño en cuanto que por su faceta eclesiástica o por su actividad pictórica debía ser mencionado antes, pero no ocurre así. Todo invita a creer que no estaba en La Orotava; además, el análisis de su producción artística prueba que conocía los cuadros de la escuela hispalense de la la época. Por ejemplo los de Zurbarán. Por consiguiente, es probable que estudiara en Sevilla, quizás en torno a los Predicadores, Orden que protegía en el valle de Taoro la Casa de Mesa. Con la que el pintor tendrá relaciones. Lo cierto es que era clérigo y como Licenciado es citado en varios documentos; por ejemplo, en el testamento de su madre, señala que su hijo es «presbítero» y en su codicilo lo llama licenciado al igual que se lee en el Libro de los Capellanes y Hermanos de la Cofradía de Anirnas, en la parroquia de la Concepción en su población natal (La Orotava). De nuevo se le menciona así, además de presbítero, en la carta pública que firma cuando recibe, en su calidad de mayordomo de la ermita de Nuestra Señora de la Paz (dentro de La Orotava), unas ropas para la imagen titular. Las cuales da don Juan de Mesa Lugo y Ayala. Curiosamente, en las últimas voluntades del progenitor de éste, don Lope de Mesa, se habla de una capellanía que detentaba un Gaspar Afonso y que al morir habían ocupado otros. Dado que ese testamento está fechado en 1648, no puede referirse al pintor…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada