jueves, 9 de marzo de 2017

HERNANDO PERDOMO MESA, VILLERO DE HONOR



Hernando Perdomo Mesa nació en Mojera, Vallehermoso, Isla de La Gomera, el 9 de julio de 1940, en el seno de una familia humilde y sencilla.
Hijo de José Perdomo Martín, de profesión agricultor y de Mercedes Mesa Bernal, ama de casa, de la que quedó huérfano a la edad de dos años.
Es el benjamín de seis hermanos: Dolores, Angélica, José Francisco, Amparo y María Trinidad.
Cursa estudios primarios en el barrio que lo vio nacer. De entre sus maestros merece mención especial don Eugenio Pérez Galván.
El año de 1955 ingresa en el Seminario Diocesano de La Laguna recibiendo la formación de Latín y Humanidades, Filosofía y Teología a cargo de eminentes profesores de la talla de Leopoldo Morales Armas, Eusebio Méndez García, los Hermanos Jorge Dorta, Hipólito y Juan, Manuel Borguñó, Dacio Darias Padrón. José Balcell, Leandro Medina Pérez, Gabriel Gómez Landero, Juan Negrin Viña, Hilario Fernández Mariño, Matías Batista, Elías Díaz Lorenzo, Eliseo Izquierdo, José Díaz Mesa, Antonio Pérez, Elías Yanes Álvarez, José Cervantes, Hermano Miguel de La Salle...
Sus Órdenes Sagradas las recibió de manos del Obispo Don. Luis Franco Cascón. Tonsura el 23-VI-1965 en la Capilla del Obispado. Ostiariado y Lectorado con motivo del Congreso Eucarístico el 24-VI-1965 en la Parroquia Matriz Nuestra Señora de la Concepción de La Orotava.  Exorcistado y Acolitado, el 2-IV-1966 en la parroquia de Santo Domingo de La Laguna.  Subdiaconado, el 12-VI-1966 en Guía de Isora, también con motivo del Congreso Eucarístico de la localidad. Diaconado, el 22-XII-1966 en la Parroquia de Santo Domingo de La Laguna. Presbiterado, el 29- VI-1967 en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción en San Sebastián de La Gomera. Escogió como lema sacerdotal: "Yo soy el pan de vida, el que viene a mi no tendrá más hambre y el que cree en mi nunca tendrá sed".
Destinos:  1.- El verano de 1967, recién, ordenado sacerdote, lo enviaron a la parroquia de San Bartolomé de Tejina, a las órdenes de don Manuel Díaz de Luján, a fin de instruido en prácticas litúrgicas y experiencias pastorales, al mismo tiempo que recibía de sus superiores un curso sobre administración parroquial.
2.- En septiembre de ese mismo año, el Sr. Obispo 10 destina como coadjutor de la Parroquia de La Unión y La Paz de La Cuesta con don Luís Reyes Pérez, labor que simultanea con la de Capellán de la Clínica Infantil de San Juan de Dios, donde residía en régimen de pensión completa.
3.-En 1968 se le asigna una nueva parroquia, El Salvador de .Alajeró y encargado de los barrios de Chipude, La Dama, Antoncojo, Imada, Arguayola, Erque y Erquite.
4.- El año de 1971, su padre enferma y don Hernando solicita al Obispo un nuevo destino en Tenerife, con el fin de que su progenitor pueda recibir una mejor atención médica en los centros hospitalarios de la isla, Se le asigna la parroquia de San José en el Escobonal.
Desconocía que iba a pasar muy pronto por momentos difíciles. Su padre muere, al mes de llegar a su nueva parroquia, en el Hospital Civil de la capital.
5. - En 1973 queda vacante la parroquia de San Bartolomé del, Río de Arico y allí lo envía el Sr. Obispo, al mismo tiempo que lo encarga de Chimiche y Los Blanquitos.
6.- En 1975 es destinado a la Parroquia de San Antonio Abad y La Virgen del Carmen de La Florida, a ella pertenecen los barrios de Pinolere, Los Pinos y Pino Alto. Igual misión para la de San José Obrero de Aguamansa: Incardinados a ella Camino de    Chasna, Cañeño y Bebedero Alto y a la de Santa María de la Cabeza de Benijos. Años más tarde se creó la Parroquia de S. Lorenzo Mártir a la que pertenecen Barroso y Colombo.
Difícil papeleta con tantas parroquias y barrios para que sus vecinos y vecinas puedan cumplir con el precepto dominical y las diversas labores pastorales, pero él se programó y llegaba a todos, semana tras semana, y actualmente, de forma más holgada, al contar con un nuevo párroco para Aguamansa y Barroso.
He aquí el programa de las misas dominicales, cuando era párroco de todos los barrios           de "Los Altos".  Jueves. Cañeño. Viernes: Bebedero Alto.  Sábado: Pino Alto, Barroso y La Florida.  Domingo: Pino1ere, Aguamansa, Camino de Chasna y Benijos.
A lo largo de su actividad pastoral miles de vecinos han recibido los sacramentos del bautismo, la confirmación, la penitencia, la comunión y la misa de "corpore in sepulto". Pero lo más importante de su labor es que ha sabido rodearse de personas en todos y cada uno de los barrios -prolongación de su actividad pastoral-para cumplir con la misión que el Obispo le encomendó, logrando, a su vez, que las diversas comisiones pro construcción de templos hayan hecho el "milagro" de contar! en "Los Altos" de La Orotava, a lo largo de sus 39 años de acción litúrgica y pastoral entre nosotros, con nueve templos: Pinolere, Pino Alto, Camino de Chasna, Cañeño, Bebedero Alto, Barroso, Colombo, La Florida y Benijos, templo éste último cuya consagración oficial tuvo lugar el lunes 15 de septiembre, coincidiendo con las Fiestas Patronales del lugar.
Ha sido artífice importante para que en cada una de las parroquias hayan adquirido tallas de arte importantes salidas de la gubia de prestigiosos imagineros.
A Ezequiel de León y Domínguez, el más importante imaginero del Siglo XX se deben: un Crucificado en Pinolere, una Virgen del Pino en Pino Alto y las tallas de San Isidro Labrador, Santa María de la Cabeza y Crucificado -inconcluso- en Benijos, una Virgen de Candelaria en Camino de Chasna y otra bajo la misma advocación en Barroso, un San Antonio de Padua en Colombo, una Virgen del Carmen en La Florida.
A Jesús de León Cruz: Un crucificado en Barroso y la restauración del Crucificado de su padre de Benijos, A Pablo Torres Luis: La Virgen de Nazaret en Bebedero Alto y la restauración de un Crucificado y la Virgen de Guadalupe en Colombo.
También ha atendido las peticiones de sus feligreses y vecinos para diversas celebraciones y cultos religiosos en las diversas capillas y humilladeros ubicados en su demarcación parroquial: Cruz del Domajito en Camino de Chasna; Santa Teresa, El Velo-Aguamansa; San Roque en Bebedero Alto; Cruz de Cañeño; capilla de San Antonio de Padua y La Virgen de Guadalupe en Colombo; Cruz de La Lajita de Pino Alto; garaje de la casa de D. Félix Hernández Pacheco en Barroso; Cruz de Los Cascajos en Benijos; Cuatro Cantillos en Pinolere; Cruz de Medina de Mamio; Cruz de la Piedra etc.
Capillas e iglesias que han sido testigos y protagonistas de las alegrías y tristezas de casi diez mil vecinos de "Los-Altos" a lo largo de esos 39 años de su labor pastoral.
Cada uno de los templos tiene su historial Han sido días, meses y años de mucho trabajo, de muchas colaboraciones y sacrificios para que hoy, la Villa de La Orotava pueda contar con esos nueve focos de actividad cristiana y, al mismo tiempo, de compromiso social con las personas necesitadas, no sólo del término municipal, sino también de otros rincones de la geografía de nuestra región y del mundo entero, a través de Cáritas mediante proyectos sociales.: educativos, de infraestructuras y agrícolas. y sobre todo ha propuesto la Fe atrayendo a .mucha gente indiferente o que no era de la iglesia, a tener mayor fe en Dios y en los sacramentos, Sus celebraciones y ritos litúrgicos siempre han sido bien hechos y sin estridencias, buena predicación y liturgia cuidada y en ciertas solemnidades elegante.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario