domingo, 26 de marzo de 2017

MARCOS TOSTE DÍAZ. IN MEMORIAM.



El amigo de la Villa de La Orotava; JAVIER LIMA ESTÉVEZ Graduado en Historia por la Universidad de La Laguna, remitió entonces (25 de Marzo del 2017), estas notas necrológica, referente al fallecimiento de un histórico pirotécnico de la Villa de Los Realejos. Que tituló; “MARCOS TOSTE DÍAZ. IN MEMORIAM. ": “…Se afirma que Abraham Lincoln fue el autor de la siguiente frase: “al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años”. Lo cierto es que la vida, con el inevitable transcurrir del tiempo, aglutina multitud de vivencias y hechos que nos sitúan ante relatos que permiten comprender y recrear nuestra trayectoria histórica, tal y como ocurriera con Marcos Toste Díaz.
Contrajo matrimonio con la recordada Flora Estévez García, cuya vida se extinguió en 2002, teniendo por hijos a María Celia, Rosa Nieves, Marcos Jesús (fallecido en 2015) y María Goretti Toste Estévez.
Su trayectoria profesional representaría un hecho suficientemente conocido -y amplio- dentro y fuera de su ámbito natal. Recuerdo observarle e intercambiar con él diferentes impresiones por distintos motivos. La imagen que siempre recordaré de Marcos será la de una persona que diariamente compraba la prensa y amenizaba en algunas ocasiones sus paseos fumando un puro, así como asistiendo a diversos actos a lo largo del año y manteniendo una preocupación constante por su hijo hasta su triste fallecimiento en febrero de 2015.
Desarrollaría un importante papel como concejal, interviniendo en múltiples asuntos en pro del pueblo, así como en diversas instituciones culturales.  
Sin embargo, su nombre se une con letras mayúsculas a la amplia y fecunda labor desarrollada por la familia Toste, siendo heredero de una larga tradición familiar en la que la pirotecnia, bajo su actuación, lograría elevar su prestigio, consolidando una trayectoria que se remonta al siglo XVIII, tal y como han advertido diversos investigadores.
Una vida intensa que ha llegado a su fin. Atrás quedan en el recuerdo innumerables horas de trabajo al frente de una empresa a la que dedicó gran parte de su vida y donde se recordaría su primera etapa, junto a sus hermanos, en aquellas históricas instalaciones que ocuparon durante tanto tiempo en las inmediaciones del barranco de Godínez, muy próximo a la vivienda familiar de su mujer. El propio Marcos, ante el II Centenario de la Fundación de la Pirotecnia Hermanos Toste, desarrollado en 1988, reconocería ser partícipe de una herencia en la que le “enseñaron y amaron nuestros padres, nuestro abuelo, nuestro bisabuelo y demás antepasados y confiamos en enseñar y legar a nuestros descendientes, a los que con toda justicia ofrecemos hoy este honroso galardón”, unas palabras que el periodista Esteban Domínguez no dudaría en recoger en su obra Apuntes realejeros. Marcos sería continuador de esa labor junto a sus hermanos Rosendo, José, Agustín y Celedonio Toste Díaz, quienes a su vez heredaron la responsabilidad de Marcos Toste Siverio, hijo de don Marcos Toste Pérez y de María Siverio, falleciendo a la edad de 81 años el 28 de febrero de 1971.
A inicios de los años setenta del pasado siglo, la pirotecnia se trasladaría a la zona de la Azadilla Alta, para continuar desde allí con el desarrollo de su actividad. 
La Villa de Los Realejos despedía el pasado viernes (24/3/17) a Marcos Toste Díaz. Con su marcha desaparece una persona ligada a las últimas décadas del ámbito realejero, elevando junto a sus familiares y todo un equipo de profesionales un apellido que ha traspasado nuestras fronteras y que llega hasta nosotros como un emblema de prestigio y calidad en el ámbito pirotécnico. Descanse en paz…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

1 comentario:

  1. Un adios a un Realejero de mucha categoría nos deja un legado de recordar por siempre.
    que en paz descanse.

    ResponderEliminar