domingo, 5 de marzo de 2017

MELECIO HERNÁNDEZ PÉREZ Y SUS PRIMERAS CRÓNICAS



El amigo de la Villa de La Orotava; JAVIER LIMA ESTÉVEZ. Graduado en Historia por la Universidad de la Laguna, remitió entonces este artículo sobre el amigo del Puerto de la Cruz MELECIO HERNÁNDEZ PÉREZ y algunas de sus primeras crónicas en el periódico Aire Libre.
Artículo publicado en LA OPINIÓN DE TENERIFE el día 4 de marzo de 2017: “…En el presente artículo, acudimos a la hemeroteca digital, concretamente al portal Jable de la ULPGC, para analizar las primeras colaboraciones periodísticas del cronista, investigador y escritor portuense, Melecio Hernández Pérez. De esa forma, observamos que en el semanario deportivo Aire Libre, en su edición del 29 de octubre de 1951, publicaría un interesante artículo bajo el título “La Voz del Valle”, anotando la expectación generada ante el desarrollo de un encuentro futbolístico entre dos grandes equipos: Orotava y Realejos. Por otra parte, y demostrando desde su juventud una preocupación constante por su ciudad natal, comunica la idea de una serie de jóvenes del núcleo de La Ranilla que, animados por el deporte, se propusieron crear un campeonato infantil de fútbol. En esa misma crónica, dedica unas líneas al núcleo realejero de la Cruz Santa, advirtiendo que, cuando el lugar ya contaba con su propio equipo de fútbol, se acordaría construir un campo al efecto, aunque, según llegaría a manifestar Melecio, esa decisión era objeto de polémica en tanto que el terreno seleccionado “se destinará a fruto ordinario, porque ellos dicen que les proporcionará más resultados”.
Analizamos otra crónica de Melecio, publicada en el mismo periódico el 5 de noviembre de 1951, informando, en primer lugar, en torno a la presencia en el Puerto de la Cruz del pintor, Gastón Cabrera Rodríguez, recordando la expectación que despertó el artista en el marco de las fiestas de julio de ese mismo año, anunciando de nuevo su aparición el 28 de octubre “con otra magnífica colección de acuarelas marinas, expuestas en el Círculo Iriarte”. Por otra parte, destaca la magnífica actuación del C.D. Norte en el campeonato tinerfeño. Como curiosidad -y con un cierto punto de humor- recoge el caso insólito desarrollado en el estadio El Peñón entre el C.D. Botánico y el San Telmo. Según describe, tras detener el portero del club San Telmo un disparo del equipo adversario, un hincha gritó eufórico desde la grada gol, cuando en realidad la pelota no había traspasado el larguero. El guardameta, se dirigió al hincha (que se encontraba detrás de las mallas) para recriminarle lo que decía cuando, de forma accidental, traspasó la meta con la pelota, “lográndose así un tanto, que si mal no recordamos, fue el de la victoria”, según llegaría a anotar Melecio.
Por último, otra crónica en el mismo rotativo, con fecha del 27 de octubre de 1952, registra una serie de cambios y progresos en el ámbito deportivo portuense, destacando el fútbol, la natación, la pesca deportiva, el tenis, etc; una serie de deportes que Melecio justifica por la presencia de condiciones extraordinarias para el desarrollo de la vida deportiva, lamentando que la ciudad no pudiera contar con espacios para el boxeo y el baloncesto. Por otra parte, recoge las características extraordinarias de juego del guardameta del C.D. Norte. Melecio, también anotaría cierto rumor en torno a la presencia del secretario del C.D. Vera, en relación a la propuesta de ampliación y mejora del estadio. Incluso llegaría a apuntar nuevo fichajes, tal y como ocurriera con Víctor, jugador que perteneció al Tacoronte y que ficharía por el C.D. Taoro como delantero.
En definitiva, tres artículos que nos sitúan ante algunas de las primeras colaboraciones periodísticas de Melecio Hernández Pérez. Un testimonio que nos permite continuar en la senda de admiración por una persona cuyo legado intelectual se prolonga durante décadas, a través de incalculables contribuciones que, sin lugar a dudas, son esenciales para el conocimiento de nuestro pasado…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada