viernes, 10 de marzo de 2017

RAYMOND KOPA FALLECIÓ



El amigo desde la infancia de la Villa de La Orotava; EVARISTO FUENTES MELIÁN “ESPECTADOR, remitió entonces el día 10 de marzo del año 2017, estas notas que tituló;  “RAYMOND KOPA FALLECIÓ”: “… Tres temporadas estuvo Raymond Kopa en el Real Madrid, desde la 1956-57 hasta la 1958-59, y las tres fue campeón de Europa, equivalente a la hoy Champions. Kopa falleció hace unos días a los 86 años de edad.
Por aquellos años cincuenta la UD Las Palmas militaba ya en Primera División y cuando tocaba jugar al Real Madrid en el Estadio Insular, la afición era tan grande que muchos madridistas de Tenerife, se iban a Las Palmas en barco toda una noche,  en el camarote más barato de tercera, situado en el plano más bajo, de tal manera que bordeaba el nivel de la línea de flotación. Llegaron a colarse hasta quince personas en un camarote de  solo ocho literas. A algunos les tocaba, sin otro remedio, dormir en el suelo. Entre estos jóvenes aficionados veinteañeros dados a la aventura, pues era toda una aventura, iba también algún cuarentón, como por ejemplo y en concreto un conocido carpintero empresario orotavense, que tenía el taller en el semisótano de la terraza del teatro Atlante. El camarote –como queda dicho—era de tercera, y cuando el mar estaba borrascoso se tenía que cerrar la ventanilla u ojo de buey, pues entraba racheada el agua salada a borbotones.
  Entre los ocupantes de este camarote (similar al camarote de los Hermanos Marx en aquella célebre película) había algún bromista, de modo que en plena travesía abrió el ventanillo ojo de buey adrede para que entrara una oleada de agua salada y con un inesperado chapuzón despertaba de un susto a los que dormían en el suelo.  
   Y vamos al grano.  En uno de los partidos,  en un lance del juego, Raymond Kopa fue derribado de una fuerte tarascada por un defensa lateral de la UD Las Palmas,  y entonces un grupo de mujeres alborotadoras que había cerca de ellos en la grada de general, ofuscadas a favor del equipo grancanario, le pidió a gritos al zaguero amarillo insistentemente:
 “¡…mátalo, mata a ese ‘h de p’, mata  a ese cabr…!”
Obvian más comentarios…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario