miércoles, 5 de abril de 2017

BORBOLLA



Jesús Gutiérrez Delgado conocido en el mundo del futbol por BORBOLLA, mote que se le añadió a su persona por el del futbolista oriundo de México, primer extranjero que fichó en el Real Madrid, y también jugó en el Celta de Vigo  fallecido.
Nació en la Villa de La Orotava un Viernes Santos día 5 de abril del año 1926 en la calle Calvario, su padre era don Ulpiano Gutiérrez Rodríguez natural de la Villa de La Orotava, emigró a Cuba muy joven, de regreso a a la Villa se hospedó en una fonda de la calle Verde (actual Nicandro González Borges), compró un camión y ejerció de camionero y prestamista, su madre doña Concepción Delgado Rodríguez natural de La Orotava, una excelente persona tenía una venta en su casa de la calle El Calvario, el matrimonio tuvo cuatro hijos: Eduardo (fallecido), Jesús(conocido en el fútbol por Borbolla), Carmen y Ulpiano.
Estudió las primeras letras con los Hermanos de la Doctrina Cristiana en el Colegio San Isidro, cuando tenía seis años fallece su padre. Empezó a trabajar aun con portalones cortos en la industria de gasolinera de mi padre Juan Álvarez Díaz. Realizó la mili voluntario en el cuartel de San Agustín de la Villa de La Orotava.
Empezó a jugar al fútbol de portero en el Plus Ultras de la categoría de clubs no adheridos que fundó Leopoldo Ascanio Carpenter en la calle Verde (actual Nicandro González Borges) de La Orotava.
A cumplir la edad reglamentaria ficha en el CF. Orotava. Alineado como portero suplente, en un partido amistoso en la Caleta de Interián (Garachico) en el campo de fútbol que había construido en su finca particular el orotavense don Luis Benítez de Lugo, se lesiona casi al final del encuentro el extremo orotavense Arnoldo, el entonces entrenador Chano Hernández Lorenzo, le da orden a Jesús para que se cambie de vestuario, estaba equipado de portero suplente, y saliera a sustituir a Arnoldo por la banda derecha. Faltaban unos minutos para finalizar el choque, cuando el portero titular del CF. Orotava. Lanza con su pierna el balón a larga distancia. Jesús que era un atleta (participó en los campeonatos militares en la Escuela central de Educación Física de Toledo) tenía muchísima velocidad, corre hacía la puerta contraria, anticipándose al cruce de la defensa adversa marca el único gol que le daba la victoria al CF. Orotava.  Un  aficionado al CF. Orotava que estaba de militar en el cuartel de San Agustín de La Orotava llamado Jaime Martínez de Azagra y Agreda casado con una noble orotavense, grita, aquí ya tenemos a Borbolla. A partir de entonces Jesús de portero suplente se convierte en un veloz extremo derecha, y se le apoda para toda su vida con el seudónimo de BORBOLLA.
En un artículo aparecido en el periódico matutino tinerfeño “EL Día” del 29 de enero de 1946, correspondiente al partido celebrado en Santa Cruz de Tenerife entre el Real Unión de Tenerife y el CF. Orotava. El recordado cronista tinerfeño don Domingo Rodríguez fundador de La Jornada Deportiva y hermano de don Leoncio Rodríguez fundador de La Prensa, escribía un slogan “Con nieve en el semblante y fuego en el Corazón”, denominando apólogamente al equipo orotavense a partir de entonces “COPOS DE NIEVE”. El encuentro que se jugó en el Estadio de Heliodoro Rodríguez López  correspondiente al campeonato de la segunda categoría regional de Tenerife, terminó con empate a un tanto, Borbolla marca por el Orotava su único tanto que le supuso el empate a uno.
En el partido de vuelta en el estadio municipal El Peñón del Puerto de la Cruz el día cinco de febrero del año 1946, el CF. Orotava perdió por 2 – 3 con el Real Unión de Tenerife y por consiguiente su ansiado asenso a la primera categoría del futbol regional. Borbolla tuvo una destacadísima actuación frente a la portería unionista, que estuvo cubierta por el entonces joven guardameta Florencio que asumió una tarde de esplendidas actuaciones, en la seguridad de sus estiradas y en el alegre bullir que puso en aquellos cuarenta y cinco minutos de una segunda parte en la que la nave unionista navegaba al garete sobre la arena del Peñón.
A partir de entonces Borbolla se consolida con un extremo veloz de garantía, con mucha patada y cruces peligrosísimos, pudo ser mejor de portero, quizá sí, por su altura, pero el destino lo llevó a jugar de extremo derecho.
En el año 1948, para poder hacerles la competencia a los grandes equipos de la capital, los señores don Sebastián Fernández Perdigón, don Luis Benítez de Lugo y don Fernando Méndez y Ponte forman un nuevo club con la denominación del CD. Norte, integrando jugadores de la zona norte de Tenerife simplemente. El Orotava apostó a Borbolla, Manolo Quintero, y Fernando Monago uniéndose a otros orotavenses que residían entonces en Santa Cruz de Tenerife, Eusebio y Andrés Ledesma Encinoso “El Fosforo”, más otros jugadores del Unión Portuense, del CD. Vera y de Icod de Los Vinos. Forman un conjunto de una categoría inviable que hizo una campaña impresionante en la máxima categoría del futbol tinerfeño. En este equipo destacaba Borbolla con su velocidad a cambio de los pases a larga distancia que le ofrecía Andrés Ledesma Encinoso (El Fosforo).
En el año 1949, don Luis Benítez de Lugo, le ofrece trabajar de auxiliar administrativo en el Banco Exterior de España de La Villa de La Orotava, a los tres integrantes del CD. Norte procedente del CF. Orotava; Manolo Quintero, Fernando Monago y Borbolla. Manolo Quintero se queda a trabajar en la entidad, Fernando Monago le contestó que su oficio era el de ebanista, y Borbolla que quería irse a la península en busca de nuevos horizontes futbolísticos. Por lo que le apoya para que fiche en el Celta de Vigo de la primera división del fútbol español, que entonces había sido habita de muchos jugadores isleños.
Borbolla juega en el Celta de Vigo de la primera división del futbol español en la temporada 1949 – 1950. En la siguiente temporada 1950 – 1951 se lo cedieron al Gimnastica Lucence de  Lugo donde juega de titular con el tinerfeño Paco Roig, el primero que le marcó un gol olímpico (desde la línea de corneé) con El Celta de Vigo al Real Madrid en el antiguo estadio de Chamartín. Y por último queda en libertad en la temporada 1951 -1952 y ficha por Ferrol CF.
En Vigo se reencuentra con mi tío Enrique Abréu González y su familia que ejercía de receptor de frutas como funcionario de la FAST, en principio se quedó en su casa, hasta que buscó su propio piso en la entonces Avenida de José Antonio.
Una enfermedad le hace volver a su tierra, se retira de la práctica del fútbol definitivamente, monta un negocio con un Taxi en la parada asociado a su hermano Ulpiano, posteriormente acopla en el Llano de San Sebastián una lavandería con su tío Chano Diaz conocido por “El cubano”.
Finalmente monta por su cuenta una boutique de ropajes en la prolongación de la Avenida de José Antonio actual Emilio Luque Moreno de la Orotava. Trasladándola al Puerto de la Cruz en pleno boom Turístico en el hall del Hotel San Felipe en la Playa Martiánez, hasta hoy en que ensambla su industria definitivamente dedicada a los tejidos en general en la calle de la Marina frente al muelle pesquero del Puerto de la Cruz, la que denomina “EL ENCANTO”.
Casó al principio de los años sesenta del siglo XX con una escocesa de profesión institutriz, que conoció en La Orotava trabajando con una familia de estirpe llamada Eleonor Duncanson, la que ha sido compañera durante toda su vida. Fruto del matrimonio tuvo cuatro hijos; Paul, Andrés, Tomy y Sandra.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario