jueves, 20 de abril de 2017

DON FEMANDO SALAZAR BETHENCOURT CASTRO



Nació en la Villa de la Orotava el día 25 de mayo de 1877. Fueron sus padres don Juan Salazar y Molina y doña María de los Dolores de Bethencourt - Castro y García. En 1894, a los 17 años obtuvo el título de Bachiller en el Instituto de Segunda Enseñanza de Canarias, ya desde pequeño manifestó una gran inclinación por la carrera militar, vocación que cumplió al ingresar en la Academia de Infantería de Toledo, llegando a alcanzar el 30 de septiembre de 1919 el grado de comandante. Perteneció al Batallón de Cazadores Nº 1 de Canarias, al Regimiento de Infantería Nº 1 de Canarias, al Batallón de Cazadores Nº 5 de Tarifa, al Regimiento de Infantería de Guía de Gran Canaria, Regimiento de Infantería Nº 65 del Ferrol (base naval) y al Regimiento de Infantería de la Orotava. El día 23 de agosto de 1911 contrajo matrimonio con doña Magdalena Méndez de Lugo, fruto de ese matrimonio son sus hijos: Juan Antonio, María Lourdes, María de los Dolores, María del Rosario, Magdalena, Pilar, María Rosa, y Josefina Salazar Méndez. Don Fernando Salazar y Betancourt fue el pariente más cercano del ilustre tinerfeño don Agustín de Betancourt y Molina una figura universal de las ciencias, ingeniero, arquitecto e inventor nacido en el Puerto de la Cruz y hermano de su bisabuelo don José de Betancourt - Castro y Molina. Fue distinguido con numerosas condecoraciones militares, entre las que se encuentra la de "Caballero de la Real Orden de Isabel la Católica", mediante la Real Orden de 19 de noviembre de 1919 dada por SM. Don Alfonso XIII.
La "Medalla de Oro y Plata de la Asamblea Suprema y Botón Roseta" concedida por la Asamblea Suprema de la Cruz Roja Española. Relevante en la vida política y empresarial de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife, ostentó diversos cargos en los que cabe destacar los siguientes: Presidente de la Mancomunidad Provincial interinsular de Santa Cruz de Tenerife, en cuyo mandato fue designado Presidente del Comité Provincial de Santa Cruz de Tenerife, para la Exposición Iberoamericana de Sevilla, inaugurada por Alfonso XIII el 9 de mayo de 1929. Fue consejero del Cabildo Insular de Tenerife desde el 14 de diciembre de 1926 hasta abril de 1930. En el campo empresarial destaca el hecho de haber sido uno de los 23 socios fundadores del Sindicatos Agrícola del Norte de Tenerife, en cuyo acto celebrado el 1 de diciembre de 1914 fue nombrado Secretario del Consejo de Administración. Dicho sindicato fue pionero en la exportación del plátano canario, desempeñando un papel de primer orden en esta actividad durante los años siguientes.
Presidente de la Junta de Obras del Puerto de Santa Cruz de Tenerife desde mayo de 1930 a mayo de 1931. También desempeñó la Presidencia de la Cámara Agrícola Provincial. En el campo político, este canario destacó siendo nombrado en octubre de 1934, Presidente del Comité Insular de Tenerife del Partido Agrario Español. La preocupación de este canario por todos los aspectos le mueve a participar en la promoción de viviendas sociales.
A través de la entidad Constructora de Casas Baratas, así como fue notable su contribución en la restauración de monumentos arquitectónicos, en especial el de la Iglesia de San Agustín de La Orotava. En situación de militar retirado, falleció en la Orotava el día 1 de septiembre de 1948, a la edad de 71 años.
Como un pasaje más de la historia de D. Fernando Salazar Bethencourt, aquí está la información del vehículo que adquirió a finales de 1927: 1928 Packard Six 5-33 Sedan Limousine para 5 ó 7 pasajeros, fabricado hacia agosto / septiembre en 1927. Importado en España -Islas Canarias- por Garajes Vandewalle (Don Manuel Vandewalle Hardisson) hacia octubre de 1927. Vendido en la primera semana de noviembre de 1927 a D. Fernando Salazar Bethencourt (La Orotava, Tenerife) y matriculado el 25 de noviembre de 1927 con TF-2566. Motor 6 cilindros de 4730 cc y 82 CV. Número de vehículo (VIN): U 133425 Número de carrocería (body #): 305 – 204 Número de motor (engine #): 133321. Fabricadas 13.384 unidades, de las que sobrevive medio centenar.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario