viernes, 14 de abril de 2017

EL NAZARENO DE MARTÍN DE ANDUJAR DEL CONVENTO FRANCISCANO DE SANTA LUCÍA DE LOS REALEJOS



Trabajo realizado por mi amigo de la Villa de Los Realejos; JERÓNIMO DAVID ÁLVAREZ GARCÍA. Que tituló; “EL NAZARENO DE MARTÍN DE ANDUJAR DEL CONVENTO FRANCISCANO DE SANTA LUCÍA DE LOS REALEJOS: “…El recorrido por la Semana Santa Histórica de Los Realejos, nos traslada en el día de hoy hasta el Nazareno de Martín de Andújar Cantos, de la Parroquia de Santiago. Ese compendio de información que es “Semana Santa en Los Realejos” editado por el Ayuntamiento de Los Realejos en colaboración con numerosos historiadores e investigadores realejeros nos adentra en su historia.
“En la Villa de los Realejos esta iconografía [el Nazareno] surge a raiz de la Orden Franciscana, concretamente en su convento recoleto de Santa Lucía y a traves de la Venerable Orden Tercera (…). Esta bellísima imagen del Nazareno pertenece a la gubia del escultor machego-sevillano Martín de Andújar Cantos nacido en Almadén de la Plata (Ciudad Real), en 1602. Fue discípulo durante algunos años en la ciudad de Sevilla del gran maestro escultor Martínez Montañez. Durante su estancia en Garachico, de camino hacia América, funda un taller donde realizó algunas imágenes para diferentes parroquias y conventos de la isla, formando también allí algunos de sus discípulos, como Alonos de la Raya y Blas García Ravelo. De este conocido taller, salió la imagen del Nazareno para el convento realejero (…).
Con ella se celebraba el Vía Crucis que en la madrugada del Viernes Santo, partía del convento franciscano y se dirigía hacia la Parroquia Matríz del  Apóstol Santiago en cuya plaza tenía lugar la Ceremonia del Encuentro con su Madre Dolorosa, estando documentado este acto por primera vez en el año 1664, cuyos gastos sufragaba la Cofradía de Afligidos. En 1852, tras la exclaustración y el abandono del referido recinto religioso y la marcha de los frailes, esta iamgen pasa a la Parroquia de Santaigo Apóstol por petición del entonces párroco D. Antonio Martín, celebrando el 9 de abril de ese mismo año, procesión con sermon en el Calvario de San Benito. En 1860, don Mateo García Abreu, mayordomo de la capilla del Señor Difunto, que se encontraba frente a esa parroquia, pide algunos materiales del derruido convento, para su capilla al mismo tiempo que solcita el retablo donde recibía culto el Nazareno para colocarlo en el mencionado templo (…).
Este Cristo procesiona el Domingpo de Ramos por la tarde, en la función principal  de su Franciscana y Jacobea Cofradía, así como el Viernes Santo al mediodía para el Calvario de San Benito donde realiza la Ceremonia del Encuentro. También participa en la procesión Magna del Santo Entierro recorriendo las antiguas calles del casco del Realejo Alto”.
Hasta aquí este bosquejo sobre uno de los pasos más importantes de la Semana Santa Histórica de Los Realejos…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario