viernes, 14 de abril de 2017

LA PIEDAD PORTUENSE



Foto procesión del Calvario del Puerto de la Cruz, en la década de los años cincuenta del siglo XX.

Al principio de la década de los años cincuenta del siglo XX, participa por primera vez en la semana Santa del Puerto de la Cruz la procesión de la Piedad, que desde el medio día del viernes Santo es trasladada como vemos en esta panorámica desde el Calvario de la calle de San Felipe a la parroquia de La Peña Francia.
La imagen realizada con un molde donde no hay nada tallado a mano, tipo de las denominadas estándar exportada desde la ciudad catalana de Olot provincia de Gerona. En la mencionada ciudad cabe mencionar el arte y la industria de estatuaria religiosa realizada a molde que desde el siglo XIX se estableció por toda la ciudad, siendo el máximo representante "El Arte Cristiano", fundado por María Vayreda y existente hoy día, donde trabajaron entre muchos otros los notables escultores Miquel Blay y Josep Clará. La imagen fue  donada por un matrimonio portuense a la Capilla del Calvario del popular Barrio de La Ranilla, frente a la parroquia de La Peñita. Como nota anecdótica existe una igual en el Calvario de la Cruz Santa en la Villa de Los Realejos.
Ermita del Calvario, está situada en la Calle de San Felipe, aproximadamente desde 1766, cuando se construye este Calvario en la parte alta de la roca, se fija en una basé de mampostería con una cruz desde el naciente hacia poniente. Su parte frontal estaba compuesta de una balaustrada de madera incluida su puerta, en la parte interior la roca estaba ahuecada y en un sitial estaban colocadas las tres cruces.
El amigo del Puerto de la Cruz Catedrático de La Universidad de La Laguna; ANTONIO GALINDO BRITO, remitió entonces estas notas: “…La imagen de Nuestra Señora de la Piedad fue adquirida por suscripción popular siendo el mentor de la compra un maestro nacional hombre muy devoto llamado Juan Hernández y su esposa Doña María Teresa, popularmente conocida como Doña Maite, que era profesora del Colegio de Segunda Enseñanza del Puerto de la Cruz. Mi madre era muy devota de la imagen y cuando yo era un joven con l4-l5 años siempre me mandaba con flores para la imagen cuando tenía que salir en procesión, y la llamaba cariñosamente "la Virgen de Juan". Por cierto, tengo dudas sobre la fecha que citas, yo creo que fue un poco más tarde, en torno a los años 55-60…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario