jueves, 13 de abril de 2017

LA SEMANA SANTA PORTUENSE



El amigo del Puerto de la Cruz; AGUSTÍN ARMAS HERNÁNDEZ, remitió entonces (2013) estas notas que tituló; “LA SEMANA SANTA PORTUENSE”: “…VIRGEN DE LOS DOLORES: La Dolorosa es una imagen del siglo XVIII. Su autor es,  el gran canario, Luján  Pérez. Perteneció  primero a la Iglesia de S. Francisco, “Virgen de la saeta y de la  pena”, como dijera Sebastián Padrón Acosta; poeta, sacerdote e historiador  de temas de  estos peñascos nuestros;  antaño conocidos, con el nombre de “Islas Afortunadas”. Veamos, completo, el lindo poema que este erudito y  santo sacerdote, portuense, dedicara a la preciosa imagen, poco antes de su fallecimiento. El autor lo publicó  en el periódico “LA TARDE”, el 30-4-52 (Lleva dedicatoria). “…Como  en el seno de mi noche oscura / El mar de tus dolores me enajena. / Como alumbra mis sombras tu amargura, / Virgen de la saeta y de la pena. / Como tu rostro de marfil augura / El inmenso dolor que me encadena. / Y como tu visión se trasfigura / En dolorida noche nazarena. / Y qué surcos los surcos del delito. / Y qué pavor del corazón contrito / Ante la Inmensidad crucificada. / Qué soledad la mía desgarrada / Si en ansias abrasado de quererte / Mi crimen no llorara hasta la muerte…”
SEÑOR DEL BURRITO: Imagen del siglo XXI. Sale a la calle, en procesión, el Domingo de Ramos, después de la Bendición de los palmitos. Lo hizo por primera vez, hace pocos años.
SEÑOR DE LA COLUMNA: Es una imagen del siglo XIX de autor anónimo, Donado a la iglesia de la Peña de Francia por don José Arroyo y González de Chávez (1877-1943; sale en procesión,  acompañado de San Juan y la Dolorosa.
SAN JUAN EVANGELISTA (DISCÍPULO QUE JESÚS TANTO QUERÍA): Es una  talla salida de  gubia de Luján Pérez en el siglo XVIII. San Juan, además de escribir el último de los cuatro evangelios, se le atribuye el libro del Apocalipsis. Me encanta mucho leer el evangelio, según San Juan. “Al principio era el Verbo y el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios”…
SEÑOR DE LA HUMILDAD Y PACIENCIA: Talla del siglo XVII de autor desconocido. Se venera en la iglesia de San Francisco.  Para esta procesión, dos horas antes de su recorrido,  la Vera Cruz, se traslada  desde la capilla de Cuaco hasta la Iglesia de San Francisco;  se unen a la imagen y, desde allí, suben a la Iglesia de la Peña de Francia. Para, a continuación, junto a la Virgen de los Dolores y San Juan recorrer las calles de costumbre.
GRAN PODER DE DIOS: Cristo sedente. Es una talla del siglo XVII, de escuela Sevillana, de un imaginero anónimo. Los angelotes que acompañan al Gran poder de Dios fueron realizados en 1755 por el maestro Sebastián Fernández Méndez. El policromado y estofado es del portuense José Tomás Pablo, 1778.
Para  el “Viejito”, como cariñosamente se le conoce en el Puerto: “… Gran Poder de Dios, / Dios y hombre; /El que me guía en los días / El que me aclara las noches. / El que me mira a los ojos / Sin hacer ningún reproche; / El cabizbajo pensante, / El de mirada distante. / Tú que todo lo ves, / Y… ves mi vida errante; / Andando estoy en este mundo / Que tú conoces bastante. / Alíviame de esta Cruz / Hágase tu voluntad antes; / Y cuando me mandes a ti, ir / Guíame con tus Ángeles….”
SAN PEDRO: Es una imagen muy expresiva, del siglo XVIII. Se representa  de rodillas con  lágrimas en los ojos y el gallo  a su lado, recordándole el haber negado ser discípulo de Jesús, por tres veces. Es una talla atribuida al orotavense  Fernando Estévez del  Sacramento, 1788-1854.
EL NAZARENO CON SIMÓN CIRENEO: Escultura del siglo XVII, de autor anónimo y de escuela canaria. Procede del ex convento de Santo Domingo. Este paso sale a la  Calle el Jueves Santo. Lo acompañan en el recorrido, San Juan, la Verónica y la Virgen de los Dolores. Es, para mi, una de las  Procesiones más  bonitas del Puerto de la Cruz. Le siguen Muchos fieles.
CRUCIFICADO (CRISTO DE LA SALUD): Obra de autor anónimo y de escuela Sevillana del siglo XVII. Es una Imagen de gran veneración, en la Ciudad Turística. Aquí, al Puerto de la Cruz, se acercan muchas Personas de la isla, para rezarle y pedirle favores.
En su altar y a sus pies, existe un pequeño cuadrito con un poema, atribuido al sacerdote, poeta e historiador portuense, Sebastián Padrón Acosta. Es corto pero bonito. Recitarlo y, después mirar las llagas del  Señor, da mucho que pensar…  Leámoslo. “…Cuando pases por aquí / Ven y contempla mis llagas / Y veras que mal me pagas / Lo que he sufrido por ti….”
A las 5:00 h. Cuando los tambores rompen la tranquilidad de la noche, Sale en procesión el crucificado acompañado de sus incondicionales Y amados discípulos San Juan y María Magdalena; y, siguiendo sus Pasos la Virgen Dolorosa.
SEÑOR DIFUNTO, CONOCIDO TAMBIÉN COMO CRISTO DE LA MISERICORDIA: Esta talla, del Cristo Muerto, es obra del imaginero canario, lagunero, Domingo Pérez Doni´s, y data del siglo XVII.
Sale, en procesión, el Viernes Santo después de la acción litúrgica de la Pasión y Muerte  del Señor. En este acto procesional  intervienen en orden cronológico,  las imágenes que lo hicieron en los días anteriores…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario