jueves, 6 de abril de 2017

TRES PROEZAS DEL UD. OROTAVA EN LOS CUARTOS



El fútbol en el Villa constantemente ha destacado por su vehemencia estética y su técnica esbelta. Su deslumbradora afición se ha ido empalideciéndose por el ostracismo, y adherirse al caimiento. El titular de la Villa tras la avenencia de varios equipos locales, es  para su insistencia La Unión Deportiva Orotava. En sus anales, tres han  sido los títulos de campeón, conquistado  en las  distintas máximas categorías de fútbol regional, en las que ha militado: primera regional (1961), primera preferente (1972) y tercera división (1994). Tres proezas en su flamante estadio "Los Cuartos", de imborrables recuerdos para los resignados incondicionales de los copos de nieve, epíteto que se le atribuyó a sus resplandecientes  colores  blancos. En cordialidad al fútbol villero pretendo refrendar a la transigida afición la  genealogía de las  tres proezas con la que encabezamos este esbozo, que  han sido precisamente  catalogadas de tres episodios antitéticos: romántica, eufórica, y exigua. La primera se  produce en  Los Cuartos el nueve de Abril de 1.961, una epopeya romántica, eran tiempos verdaderamente fantásticos. Los  chavales acompañados de sus madres, novias  y señoras presenciaban las películas cinematográficas, los novios, chicos, -algunas muchachas-, y caballeros participaban en los espectáculos futboleros. Remembranza  corroborante con el estreno en la Villa de la Súper-producción cometida a la productora norteamericana Paramount Pictures Corporation, del fenomenal filme "Los Diez  Mandamientos"  de Cecil B. de Mille, en la que Charlton Heston, Yul Brynner, Anne Baxter y un sinfín de artistas daban vitalidad a la filosofía  altruista. Los ruidos de los cohetes y los olores alegórico a pólvora de las tracas, se adentraban por las resistentes  láminas de zinc del ambages que cubre el mausoleo del Teatro-cine Atlante, anunciando a los allí asistentes la placentera avenida del campeonato para los copos de nieve. En el  desaparecido  y recordado "Aire Libre" ilativo al diez de Abril del aludido año, el relator Antonio J. Cruz  Domínguez, transcribía: En el estadio Municipal de los Cuartos, el delirio, flamear de pañuelos, abrazos, cohetes! El Orotava Campeón! venció al CF. Estrella de La Laguna por  4 a 1. Una tarde imperada, que empezó desapasionada por el  madrugador gol  de Manolín, de penalti, al haber despejado con la  mano el orotavense José Antonio. Los laguneros alineaban: Manolo, Tomás, Sánchez, Correa,  Lalo, Sicilia, Bacallado, Pedro, Manolín, Miranda, y Bernabé. El alborozo se hizo patente a los  veinte y nueve minutos de la  disensión, a marcar  Angelito junto  al póster una falta  sacada por Rivero. El Orotava lo formaban: Pepito, Quillo,  Manolo (I), J. Antonio, Rivero, Manolo (II), Blanco, Sánchez, Alfonso, Angelito, y Fariña. La sentencia se aconteció en la segunda mitad, en espléndidas jugadas, los copos consiguen darle vuelta al marcador a través de Perico Rivero, a rematar de cabeza un corner sacado por Blanco. Los comentarios manifestaban que Alfonso se adueñaba del centro rectangular, efectivamente  en el minuto 29 sortea a dos contrarios, cede  a Fariña que de un derechazo marca el tercer tanto. La inquietud se deliberaba en rebosante optimismo blanco, inexcusablemente en el  minuto 41, cuando  ya se cantaba el alirón, y los cuartos vibraban de pirotecnia. Alfonso sorteaba a varios contrarios, pasa a Angelito quien marca de tiro cruzado. El árbitro pertenecía al  colegio Gran Canario Julio González. Al final, flamear de  pañuelos, abrazos, paseos en hombros a  "Martinica" y cohetes, muchos cohetes que en el espacio  anunciaban a toda la Villa la noticia del nuevo Campeón. Junto a esta alegría se unieron la propagación del eco de las tracas en  el Puerto de La Cruz y la Lluvia que cayó en aquel momento. San Isidro ayudó  doblemente a  los orotavenses ya que les trajo el campeonato y les envió el agua. El recordado cronista guanchero "Paladín": Que el partido en  el remozado Estadio de Los Cuartos, era de vida o muerte, para el equipo  orotavense o si ustedes quieren, significaba quedar campeón de  Tenerife, -título que por vez primera va para la Villa Norteña o el intervenir en la poco apetecible liga provincial con los conjuntos palmeros. El Estrella que no se jugaba nada jugó los 90 minutos tranquilos, sin nervios,  solamente pensando  en su honor. Jornada completa y de Honor para la Villa de la Alfombras. Álvaro Castañeda,  en el "Aire Libre" del  17 de Abril de 1.961: El UD. Orotava, justo su titulo de campeón, fue el equipo más regular  del torneo, pues en su campo no encajó ninguna derrota, y fuera de él obtuvo victorias muy significativas, como el 2-0 del Real  Unión en  el Estadio  de Heliodoro. El CD. Puerto Cruz, fue la gran revelación después de su ascenso de categoría, jugó la liguilla  provincial con el Argual de La Palma, quedando empatado a puntos con el UD. Orotava y Real Unión. Entre otro orden de cosas recordamos que  en ese mismo mes y año, ascendía  por primera vez a la División  de  Honor el CD. Tenerife, que vencía al CD. Málaga  en  el Estadio  de Heliodoro por 5-0. El juvenil Iberia de la  Orotava de  "Don Chano", se proclamaba campeón juvenil de la  zona norte. Y el  militar Don Manuel Cabrera Díaz  ocupaba la  presidencia de la UD.  Orotava.
El  posterior episodio, llamado de una época eufórica, se  produce en  Abril del año 1.972, eran los tiempos del Doctor Machado Melían  en la presidencia del  UD. Orotava. Como indiqué, en el verano pasado el Doctor Machado Melián merece estar en "Los Cuartos" en bronce, así me lo confirma mi paisano e ilustre orotavense Don Juan del Castillo y León. La etapa del Doctor Machado al frente del fútbol orotavense marcó  una  superstición  eminente. El estadio Los Cuartos  cambió íntegramente su montura.
La  Tarde en  la edición  del  10 de Abril de 1.972,  nos ofrece la apología del entonces flamante campeón de la  primera preferente tinerfeña, - aún la categoría preferente funcionaba de forma experimental, puesto que oficialmente se inicio en la temporada 1976 – 1977, según me cuenta el amigo de la infancia de la Villa de La Orotava, Aparejador Jubilado; Ángel García González-. En el inolvidable encuentro matinal de Los Cuartos. El U. D. Orotava canta  el alirón nuevamente. (...) UD. Orotava 4, UD. Tacoronte 2. Esta vez por la mañana,  por la tarde jugaba  el CD. Tenerife en el  Estadio frente al Rayo Vallecano, que terminó empatado a dos goles, en el Rayo jugaba Alfonso el artífice del primer campeonato orotavense. La contienda se  puso principiante álgida, el Tacoronte marcaba  en el  minuto 17, a coronar Memo  una jugada de Pancho por la izquierda del cuadrilátero. Los tacoronteros alineaban: Berto (Juanito), Luzbel (I), Hucho, Lacito, Manolo, Manzano, Luzbel (II), Marino,  Pancho, Sito y Memo. El Orotava lo hacia  con: Manolo, Juanito, Galindo, Santos, Chanito, Siverio, Juan  Jesús, Sánchez (I), Sánchez (II), Moli (Ojeda) y Goyo. El arbitraje corrió a cargo del  Aragonés Emilio Soriano,  estaba designado el  tinerfeño  Martín  Trujillo, pero sufrió un accidente días antes del encuentro y se gestionó por  unanimidad de ambos  Clubes, que  arbitrara el aragonés, que por la tarde actuaba en el Estadio  Capitalino. Todo se distorsionó en el segundo intervalo, primordialmente empata el gaditano-orotavense  Moli en jugada personal y de tiro cruzado,  el  entusiasmo  duró poco porque dos minutos después marca el Tacoronte por intercesión  de Luzbel (II) desde el borde del área. En  el minuto  veinte y dos, Sánchez (I),  en  jugada personal remata a las mallas,  el tacorontero Hucho intenta despejar  pero lo cuela en  su  propia portería. La alegría se  desbordó en Los Cuartos cuando Sánchez (II) marca de cabeza a pase de Moli, después que dos defensas tacoronteros discuten entre sí. A partir de  aquí el Orotava  juega a su aireación, Los Cuartos están a  chinchorrear, y en el minuto treinta y ocho inesperadamente, se produce lo mejor de la  mañana,  el  lateral Santos lanza un trallazo desde  15 metros fuera del área grande,  un zambombazo que se cuela entre jugadores visitantes, hace inútil la estirada de Berto, marcando un gol de banderola, que se convertía en  el definitivo del encuentro. Los graderíos vibraban de enternecimiento. El último gol conseguido por Santos,  -lo  mejor del  match,-  ponía fin a uno de los encuentros más emocionantes  que se recuerdan en La Orotava. A los finales jugadores, entrenador, y presidente fueron izados en hombros mientras sonaban los riqui-racas de rigor. La Tarde decía: Excelente, labor del entrenador Antonio Hernández Sánchez. Un hombre joven, un hombre que vive a  diario los sinsabores y  triunfos de un equipo, el de su Villa natal. El ha sabido llevar con buen mando, con  perfecto entendimiento el puente de su nave y lo ha hecho recalar al puesto que ni  los más forofos orotavenses pensaban y era  ser: Campeón Provincial. Al  final por las  calles de La Orotava, caravanas de coches  con pitas y pancartas entornando el alirón, no faltaron las coles, por lo de Tacoronte, la afición  de  la  Villa llegó a adiestrar un rodeo de coles en el domicilio del Doctor Machado Melián. Se canta el alirón dos veces, debido a alineación  indebida de Sánchez (II) en el último partido de liga. -Sánchez (II) había sido sancionado por la Federación Tinerfeña de Fútbol al negarse a ir a Murcia, para  jugar con  la Selección Juvenil de Tenerife-.  Sanción verdaderamente  injusta, consistente en retirarle la licencia por  un periodo de seis meses. Claramente injusta pues su padre le negó a que viajara a Murcia para no perder los estudios. El U.D. Orotava después de transmitir documentación judicial a través de la Federación Tinerfeña de Fútbol, y a través de su comité de apelación, en la que le comunicaban la no sedición de la sanción. Recurre a  la Federación Nacional de Fútbol, suplicando  la resolución del comité  tinerfeño, consiguiendo retirar el arresto impuesto a su jugador Sánchez (II). La Federación Española le remitió por escrito los informes correspondientes, y así se lo hizo saber a la Tinerfeña,  por lo que Sánchez (II) podía ser alineado con su equipo. Al día siguiente de proclamarse  campeón, el  comité de la Federación  Tinerfeña de fútbol, inesperadamente anula el título al UD. Orotava  por alineación indebida de Sánchez (II), -conocido por Nani Sánchez, hoy flamante profesor de la Universidad de La Laguna-, el UD. Orotava  recurre inmediatamente con su expediente al comité de apelación tinerfeño, el cual una vez  más falla en su contra.  De  nuevo acude ante el comité de apelación de la  Nacional en Madrid,  consiguiendo la flamante rúbrica de vencedor que con toda rectitud había conseguido en el campo de Fútbol. Conocida las noticias, los coches de los aficionados se  lanzan  inéditos a las calles villeras, de madrugada  con las  pitas a todo volumen y con  las coles tacoronteras, llegando incluso a sacar a su presidente de su residencia particular.
La tercera gesta fue exigua, exigua por las mínimas expectativas  del  aficionado de la Villa, desconozco las circunstancias, las opiniones son variadas, pero aquí  hay que elogiar  la labor de Don Manuel González Hernández, que ha asumió entonces la presidencia de un Club que es de raigambre en  Tenerife, Canarias y   en muchos lugares  de la España Peninsular. Con la ayuda de unos cuantos villeros, pone en marcha una nave  capazmente difícil, pelliza en lo económico, abalanzándola en busca de lances, y cimbrear la sensibilidad de los resignados aficionados orotavenses. A Manuel González Hernández le conozco desde muchísimos años, -témporas estudiantiles-, le considero un hombre decente y de talento, un buen empresario, aficionado vulgar a los colores del equipo orotavense. Hay que felicitarlo por el campeonato de la tercera  división regional de Canarias, pero  el ascenso a la segunda división, puede costar mucha colofonia,  y puede ser comprometido para la providencia del Club e incluso la tercera división actual. Como ejemplo ya lo han padecido varios equipos. Pero si consiguen errar por estos lugares esotéricos, seré el primero en felicitarlos.
Que  haya sensibilidad, pidan convencimiento unánime a la afición de la Villa y a los veteranos futboleros, para que el trotar de las aventuras sea una verdadera coyuntura,  y no una frustración  para la historia de los que durante  años llamaron cariñosamente  "Copos  de Nieve".
Sólo quiero desear suertes  y ánimos  a los actuales regidores del UD. Orotava y a todos  lo que  desean lo mejor para  el fútbol de La Orotava (las bases dependen de la UD. Orotava, de lo contrario no quedamos sin ellas).

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario