martes, 30 de mayo de 2017

LOLA Y MANOLO



Esta fotografía aunque se conserva en casa de mis familiares, me la remitió entonces (2014) mi amiga de infancia en la calle El Calvario; MARÍA HERNÁNDEZ SACRAMENTO a través de su hermana; CITA HERNÁNDEZ SACRAMENTO.
Se trata de los primos “Lola y Manolo”, paseando por la calle de la Carrera de la Villa de La Orotava el Jueves Grande de las Fiestas Mayores, correspondiente al Corpus y las alfombras el 23 de Junio del año 1949.
Observamos que está tomada a su paso por la peletería – sombrería de don Pedro Afonso y el Bazar de don Vicente Vivas, ambos están regentados en la actualidad por sus herederos.
Lola, es mi hermana mayor Dolores Álvarez Abréu, entonces tenía 14 años, trabajaba ayudándole a mi padre Juan Álvarez Díaz en los suministros en la calle El Calvario, puesto que se tuvo que incorporar a la industria familiar, tras el padecimiento de una trombosis que sufrió mi padre, y le paralizó medio cuerpo con cuarenta años de edad. MI hermana Lola a partir de esos años trabajó ayudándole a mi padre hasta su muerte acaecida el 27 de octubre del año 1965 cuando solo tenía 57 años. Posterior se hizo cargo con su marido Delfín Padrón Jordán de la estación de servicios del Puerto de la Cruz por la carretera El Botánico, hasta su jubilación definitiva. En la actualidad tiene 78 años y disfruta en solitario en su domicilio en la urbanización “El Tucán” del Puerto de la Cruz. Estudió en el Colegio de la Milagrosa de las hermanas de la Caridad, pero muy pronto (12 años), abandonó por completo sus estudios, para ayudar a mi padre como he indicado. Por lo que se convirtió en la madre de todos nosotros, ayudándonos en lo que pudo para salir adelante como hermanos de provecho.
Manolo, Manuel Barbuzano González, es un primo de segundo grado, puesto que su madre Anita González Díaz era prima hermana de mi padre, pero se criaron casi juntos, se trataban como hermanos. Vivian en Santa Cruz, entonces en un caserón en la calle La Marina, que daba para la Avenida Anaga. Eran seis hermanos: Agustín (practico del muelle La Coruña, fallecido), Rosalba (ama de Casa), Imeldo (funcionario del Banco Central), Anita (ama de Casa), Manolo (funcionario administrativo de la Refinería, fallecido) y Miguel Ángel (Perito Industrial, senador por el grupo de coalición  Canaria y consejero del Cabildo Insular por el mismo grupo, fallecido). Manolo solía venir a la Orotava a las fiestas Mayores, se quedaba en casa de mis padres, por esos cortos días. Nació en Santa Cruz en la calle de San Antonio, tenía en la foto 18 años, estudió con los escolapios y en La Escuela de Comercio. Realizó el servicio militar en la Marina. Murió al principio de los años setenta del siglo XX siendo aún joven, por una infección Cardiovascular.
Decir en este relato, que los hermanos de Manolo; Anita y Miguel Ángel pasaban largas temporadas en casa de mis padres en la calle El Calvario de La Orotava. Anita en principio estudiaba en el colegio de La Milagrosa de La Orotava con Sor Eugenia, fue madrina mía de nacimiento, pretendiente del fallecido Nazario Hernández García (Chile) posteriormente trabajó con un Corredor de Comercio de Cajera en la Calle El Castillo de Santa Cruz. Miguel Ángel solía venir en vacaciones estivales a la Villa, y ayudaba a mi padre en el reparto del gasoil y del petróleo con las cubas de la compañía por los Altos de La Orotava. Los otros hermanos mayores; Agustín, Rosalba e Imeldo, también pernotaban La Orotava, pero se hospedaban en casa de mi tía María Díaz (tía de mi padre), en el callejón El Loro cerca del Barranquillo de Araujo. Estas estancias no las recuerdo, pues aún no había nacido.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario