domingo, 18 de junio de 2017

FELIPE GONZÁLEZ MARTÍN, MEDALLA DE ORO DEL UD. OROTAVA (I)



Nació en el Barrio El Quiquirá (La Orotava), el 3 de febrero de 1943. Su padre Felipe González Abréu era trabajador de la platanera y muy aficionado a cocinar, en ese entonces por vivir pegado al campo “El Quiquirá”, hacía de encargado del mismo, marcaba, ponía las redes, las sogas que impedían meterse en la cancha. Y al mismo tiempo jugaba, no lo vio nunca jugando, pero marcando el campo si, mientras Felipe recogía esas chinitas que salían en el terreno de juego.
Su madre Carmen Martín Hernández también vecina de La Charca, tuvieron nueve hijos, murió un hermano pequeño y Felipe fue el hermano mayor.
En el año 1948 se trasladaron a vivir a las casas baratas del recién creado Barrio Los Cuartos al mismo tiempo su padre fue a trabajar de cocinero (lo recuerdo) con los padres Salesianos en el Colegio de San Isidro recién llegados a la Orotava. Le solía llevar alguna vez, recuerda que los padres que había entonces eran pocos, le escribían las letras en una libreta y fue aprendiendo a escribir sin empezar las clases.
Posteriormente entró en el colegio como alumno en la clase Chica, los recreos de los más chicos eran en el patio central y allí ya jugaban unos contra otros a la pelota.
En el colegio jugaba siempre partidos entre clases, torneos por las fiestas  y había muchos chicos que los llamaban para ir al Plus Ultra y al Iberia, paso que cuando ya estaban fichados en el Iberia y muchos en el Plus Ultra. Don Gustavo Dorta un orotavense comprometido con el deporte y folklore, fue futbolista de los copos de nieve, siempre andaba por el colegio, habló con los curas para hacer equipos federados en el mismo colegio, hubo un intento de castigar a los chavales que no querían jugar con el colegio por qué ya estaban fichados en otros, entonces decidieron no seguir ese camino y dejaron las cosas como estaban.
Felipe fichó en el Iberia, equipo que entrenaba don Chano persona muy seria y humana, sabía mucho de fútbol, fue jugador del Orotava y del Iberia del Barrio El Toscal de  Santa Cruz de Tenerife, dirigía muy bien y daba buenos consejos, ayudaba mucho, y solía ir todos los años al trofeo CARRANZA en Cádiz.
El Iberia tenía un grupo de chavales muy bueno, realizaban muchos partidos como preliminar del Orotava, con casi todos los equipos infantiles de Santa Cruz. Felipe jugó tres temporadas con el Infantil y otras tres con el Juvenil, la última quedaron campeones de Tenerife.
Con 15 años lo subieron al Orotava conjuntamente con varios jugadores, a los 18 años coincidiendo con la última temporada en el juvenil Iberia, lo volvieron a subir como refuerzo para la liguilla Interregional.
Desde entonces sigue en el equipo regional, al mismo tiempo le sale una oportunidad de irse a Barcelona a prueba en un equipo que se llamaba EUROPA CF, allí jugaba su amigo y convecino Alfonso Rivero, empezó los entrenamientos, el entrenador se llamaba Velazco que fue portero del Barcelona suplente de Ramallet.
Los entrenamientos eran fuertes, muy diferente a los realizados en La Orotava, le costaba mucho y deciden cederlo al CALELLA de La Costa Brava, era muy lejos, tenía que ir todos los días en tren y regresar igual. Tuvo un problema con el calzado, las botas eran muy estrechas y le hicieron llagas, impidiéndole jugar con normalidad. Aburrido y desilusionado decide volver a Tenerife, y de vuelta al UD. Orotava jugando hasta finalizar la temporada 1966 / 67, donde jugó el último partido en Güimar, le ganaron y el UD. Güimar descendió.
Por esos tiempos fue seleccionado para ir a Madeira (Portugal) con la selección de Tenerife amateur, jugando un partido amistoso contra el CD. Tenerife profesional de la primera división en el torneo de las Navidades de los Humildes. Recuerda que le tocó marcar a Larráz delantero del CD. Tenerife.
El día 8 de mayo del año 1967 un ataque de meningitis le tumbó, pierde la audición y tiene problemas de equilibrio. Deja el fútbol y el doctor don Buenaventura Machado Melián, un gran futbolero de la villa, presidente del UD. Orotava, le invita a formar parte de la directiva del Club. Pronto se dedica a dar masaje, entrenar equipos de bases, de segunda categoría, de porteros. En la temporada 1976 – 1977 obtuvo el título de entrenador, por lo que entrenó sin titulación seis ó siete años.
Como federado entreno; al UD. Orotava en varias ocasiones, al Juvenil Atlético Orotava, al San Fernando de Santa Úrsula, en la temporada 1990 – 1991 al primer equipo de Santa Úrsula en el campeonato preferente. En la temporada 2008 - 2009 después de 30 años como entrenador oficial abandona el oficio del balompié.
Felipe como tenía una bonita caligrafía, que había obtenido en la enseñanza con los salesianos en el colegio de San Isidro, se le encargó el oficio de matizar la pizarra que anunciaba los partidos de los domingos.
Felipe nos cuenta que hubo un equipo de la UD. Orotava que era muy bueno, cuando visitaban el estadio de Heliodoro Rodríguez López en Santa Cruz de Tenerife. En el parco detrás de la grada de preferente se llenaba de autoridades cuando ellos jugaban, practicaban un fútbol muy vistoso, recuerda a los jugadores que integraban ese plantel de los copos de nieve; Angulo (portero) era soberbio su cuerpo impresionante, muy seguro y bueno por alto.  La defensa formada por Mon, Blanco Felipe se hizo famosa, jugaban de memoria se ayudaban los unos a los otros, realizaban muy bien los cruces. Blanco por alto era muy sobrio, fuerte y buen defensa. También estaba CHUCHITO expeditivo y con buen salto. Cubas no paraba correteaba por todo el campo. Evadio le daba serenidad al equipo, mucha clase, buen toque, buen disparo y marcaba muchos goles. Ángel García muy listo en la banda derecha, mucha precisión en los pases, buen toque. Antonio Hernández Sánchez, jugaba sin miedo, rompía la defensa (que le pregunte al central del Guía Isora y a Nono el de Los Realejos), iba muy bien de cabeza. Nolito, en aquellos años no había quien le quitara el balón de los pies, jugaba con truco y su defensa eran las manos. Antoñito, rápido por la banda, buen regate. Manolo Saavedra, canarión un excelente jugador con mucha picardía, era la figura, se cogía las mangas igual que Molowny, se lo llevó primero el Rayo Vallecano y después el CD. Tenerife, era muy frio y metía los penaltis con toda tranquilidad, técnico y una excelente persona. También jugaban entre otros; Chuchito el de Los Pinos, Anselmo, Quillo, Seven, Fernando, Leonardo, José Antonio y Francisco Sánchez (estudiaba en Madrid).
Palabras que pronunció Felipe González Martín en el salón del pleno del Excelentísimo Ayuntamiento de La Villa de La Orotava, cuando se le concedió la medalla de Oro del UD. Orotava: "...Dignísimas autoridades, amigos del futbol, señoras - señores un cordial saludo para todos.
Cuando uno siente vocación, en este caso el fútbol, creo que no hay razón de este homenaje. De todas formas quiero agradecer este gesto que han tenido conmigo.
Mi dedicación como jugador, directivo, masajista y entrenador, hizo enamorarme de tal forma del club, que jamás renuncié a prestarle mis servicios allí donde hiciera falta.
Posiblemente se me acuse de haber sido un entrenador exigente, pero aparte la formación del jugador como persona, mi ilusión y primer objetivo era sacar jugadores como mínimo, para la Ud. Orotava.
Quiero esta noche agradecer el buen trato recibido de las distintas juntas directivas, delegados, colaboradores y compañeros en los que compartí la parte técnica en los diferentes equipos, a tantos y tantos jugadores que cuando me ven donde quiera que este, me saludan con mucho cariño y respeto, “eso es para mí el mejor premio que he podido tener en el fútbol”.
Caso aparte: pido perdón a mi familia por el abandono permanente a que las sometí.
De todas formas esta noche es especial para mí, porque públicamente me ofrecen un homenaje que entiendo no merezco, pero que recibo con el mayor agradecimiento posible, porque viene del club de toda mi vida, a quien deseo desde lo más hondo del corazón los mayores éxitos en la formación de la base como futuro de la Ud. Orotava..."
De acuerdo amigo Felipe, yo te vi jugar en el juvenil Iberia y en el UD. Orotava, fuiste para mí un excelente jugador, excelente persona, buen defensa, inteligente, movías muy bien la pelota, subía cuando podía, pero lo más que me impresionó de tu forma de jugar, fueron los excelentes despeje con la cabeza hacía el centro del rectángulo, tu especialidad en el balompiés era más tocando el esférico con la cabeza que con los pies. Pienso que esta enseñanza la recibiste del gran maestro que se llamó don Chano...

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario