jueves, 15 de junio de 2017

GUSTAVO ADOLFO TRUJILLO DELGADO, MUSICÓLOGO Y COMPOSITOR



Inicia sus estudios musicales en La Academia de la Agrupación Musical Orotava, continuándolos en el Conservatorio Superior de Música con Candelaria Sánchez Peréra(solfeo) y Antonio Sosa Monsalve clarinete, posteriormente comienza los estudios de piano. Participa en diversos grupos de cámara, tanto vocales como instrumentales. Ha realizado cursos de composición, análisis, trascripción, técnica vocal e interpretación con maestros tan prestigiosos, como J. Darías, A. Blanquer, J Climent Barber, J. Foster, D. Goldsmith. Becado por Caixa de Catalunya para asistir al campu musical de Torroella de Montgrí para estudiar composición con el profesor Leonardo Balada, catedrático de la Universidad de Carnegi-Melon (EE.UU.). Gustavo Adolfo Trujillo profesor en la Universidad Erasmus de Rotterdam, allí desarrolla una intensa labor creativa y docente. Una de las ventajas de residir en los países bajos está en la capacidad para acometer proyectos de suprema dificultad técnica - como el “Madrigal” de los campesinos. Llevado al disco por el Coro Polifónico Universitario de La Laguna – o “Malpaís de campanas”, en la que “descompuso el espectro armónico de una campana”, y lo instrumenta para ser interpretado, a modo de incesante repique, por una orquesta.
Para ellos, señala Trujillo en referencia al mundo musical holandés, se les invita a imaginarse una ermita blanca rodeada por dos brazos de lava. El compositor orotavense se muestra muy critico con las manifestaciones más radicales de la música contemporánea. Por culpa de quienes la defienden de forma sectaria denuncia, el público ha desertado de la música clásica durante cincuenta años y nos costará otros cincuentas recupéralos. Gustavo Adolfo cuando recibe un encargo, piensas en llegar a todos los públicos. Por eso, y por el evento que conmemora, la obra son espectaculares y colorista. El compositor ha de comunicarse con la audiencia y no ponerle obstáculos, como sucede a menudo en la música contemporánea. En el Este de Europa, la música clásica “es” la música, pero en otros países y culturas existen tradiciones tan antiguas como las nuestra. Ahora que estamos en la época de la globalización, no estaría de más que nos interesáramos por la música de Turquía, India, China, Japón y Gambia. La música africana, su forma de decir, de contar, incluso la funcional social que desempeña el folclore, se parece insospechadamente a la canaria. Gustavo reconoce que hasta que no se marchó a estudiar a Holanda su conocimiento de la música popular canaria era más bien escaso. Los intentos de integración del folclore que Taller y Jazz Dorondón había llevado a cabo en los campos del pop y del jazz, me animaron a hacer algo parecido en el ámbito de la música clásica. Antes de marchar al extranjero, fui a una tienda y compré todos los discos de música popular canaria que encontré. Al terminar su estudio, compuse una obra en la que, con arreglo a su experiencia en el campo vocal, buscaba determinados efectos sonoros como el falsete en las voces masculinas. Su escritura oscila entre dos extremos: o es muy monofónica, basado solo en los acordes, o muy polifónica, en lo que puede apreciarse la huella canónica de Johann Sebastián Bach y de los corales antiguos. Incluso utiliza técnicas de la música no occidental.
Este músico Tinerfeño – orotavense, fue uno de los primeros autores que estrenó su obra en el auditorio capitalino: una creación sonora que tuvo el doble objetivo de poner a prueba a la orquesta “y, a la vez, mostrar una pieza tan espectacular y compleja como el propio recinto”... “Simplificar la música no quiere decir simplificar la idea”, sostiene este compositor Tinerfeño afincado en Holanda que fue el autor de una de las primeras obras de estreno que la Orquesta Sinfónica de Tenerife interpretó en el auditorio de Tenerife, una vez concluido.
Gustavo Adolfo Trujillo Delgado, en el año 2002, integró la nómina
De seleccionados del prestigioso concurso europeo de composición Gaudeamus, no muestra ningún complejo a la hora de desacralizar la llamada “música seria” y aproximarla a los ritmos comerciales de la época actual. El sonido de las discotecas puede coexistir con la cuerda sinfónica y la música étnica con la percusión orquestal, una fórmula discutible, pero que abre una vía de acercamiento al heterogéneo público actual.
En el año 2002 se graduó en el Conservatorio de Rótterdam con una tesis sobre el “Concierto para clave” de Falla. Drumsichord es una obra basada en ritmos “dance” escritos para clave, muy exigente para el intérprete (Anne Faulborn) y para el instrumento. Durante trece minutos, Anne toca la obra son un sonido poderoso parecido al de la percusión. La idea fundamental era que “Drumsichord” y el concierto de Falla se tocasen en el mismo programa. Gustavo Adolfo tuvo carta blanca para la composición de la obra que la OST interpretó en el Auditorio, aunque el guión exigía que fuese una pieza espectacular. Sin embargo tuvo carta blanca. La obra se tituló “Dindirindín”, que es el nombre de un villancico español del siglo XV, pero lo que Gustavo propuso, es la realidad mucho más “bestia” y con la sonoridad espectacular que requería el recinto. En la obra hay alusión a los acontecimientos del 11 de septiembre del 2002, porque en ese entonces estaba empezando a componer la obra cuando sucedió la tragedia. Son cuarenta segundos que no tienen nada que ver con el resto de la obra y en los que la percusión juega un importante papel.
En Holanda es asesor artístico de un coro, y ha trabajado con el coro Nacional de Estudiantes Holandeses. En el año 2002 decidió montar dos obras canarias, para ello envió una serie de correos electrónicos a compositores canarios, con el fin de comisionar los estrenos de dichas piezas. Sin embargo, sus cartas no fueron respondidas, y eso que la propuesta incluía la grabación de las obras y una gira por toda Holanda.
Gustavo incorporó a su práctica disc jokeys y percusionistas de “Jungle”, lo ha hecho en “Untermensch” (hombre subterráneo), una obra escrita para una plantilla disparatada, en realidad una Big Band que incluye una sección de vientos, un cuarteto de cuerda clásico más un grupo de “drum and bass”, tipo Prodigy, y un Dj haciendo “scracht”, además de un percusionista y un bajista, sin olvidar una cinta electrónica con discursos de Hitler. Realmente es una combinación extraña, con esto abre un nuevo camino a la música, una obra concebida para audiciones que no tendrían lugar en salas de conciertos, sino en discotecas. Trata de simplificar la música al máximo, no complicar la música con aspectos teóricos que al final dan un resultado similar al de otros músicos contemporáneos. Simplificar la música no quiere decir simplificar la idea. De este modo puede llegar a más gente, pero tampoco es bueno dar siempre al público lo que le apetece. Es necesario sacudir al público, despertar su curiosidad; todo menos que esté en la butaca consultando su reloj.
Otra composición suya “Cantata del Ciego”, es una ópera sin
Escena, espectacular y colorista”, se estrenó en el Puerto de la Cruz en mayo 2001, conmemorando el 350 aniversario de su fundación. La audición tuvo lugar en el Parque de San Francisco, donde se dieron cita 120 voces e instrumentistas pertenecientes entonces a la Orquesta Clásica de La Laguna y a las corales Reyes Bartlet y David Goldsmith, todos ellos dirigidos por Korstiaan Kegel. Basada en la pieza teatral “Romance para el Puerto de la Cruz”, de Ernesto Rodríguez Abad. Cantata del Ciego es un drama musical que evoca la lucha e insurgencia de los primitivos guanches. La parte solista estuvo a cargo de la soprano tinerfeña Rosa Inés Rivero (orotavense), mientras que la escenografía fue asumida por los actores de la compañía Sol y Sombra y la Escuela de Teatro de Puerto de la Cruz. Korstiaan Kegel considera que la Cantatadel Ciego, es una opera sin escena, porque el uso de estructura, armonías y leit motives remite a Wagner. Por otro lado, hay una influencia palpable de la música barroca: el coro hace las veces del elemento popular, convirtiéndose en expresión de sus avatares, mientras que el ciego, que narra la historia sería el equivalente del evangelista en las cantatas religiosa de Bach.
Ultima creación suya Chamán, también de origen guanche, esta vez la entrena para los suyos, para sus compañeros de profesión europea de la Villa, con este conjunto Ensemble Orotava que ya tiene consolidado definitivamente el gran festival de música de cámara.
En resumen su currículo vital es el que trascribimos a continuación: Gustavo A. Trujillo nace en La Orotava, Tenerife, en 1972. Comienza sus estudios musicales en la Academia de la Agrupación Musical Orotava, continuándolos en el Conservatorio Superior de Música de Santa Cruz de Tenerife, donde obtiene, en 1993, en título de profesor de clarinete. Ese mismo año se traslada a Ámsterdam (Holanda) y hasta 1997 estudia composición en el Sweelinck Conservatorium Ámsterdam con los profesores D. Manneke, G. van Keulen y T. Verbey, así como Teoría de la Música con L. Stuifbergen y Teoría de la Música Carnática (India) con R. Reina. En noviembre de 1998 realiza, becado por el Sweelinck Conservatorium, un viaje de estudios a Gambia (África), antes de proseguir sus estudios en el Rótterdam Conservatorium con los profesores K. de Vries (composición), R. Uijlenhoet (música electroacústica), Patrick van Deurzen y P.J. Wagemans (teoría de la música) y D. Staverman (historia de la música), obteniendo en título de Composición en 2000 y el de Teoría de la Músicaen 2003.
Durante estos años asiste a diversos cursos y clases magistrales con, entre otros, J. Darias, A. Blanquer J.J. Falcón Sanabria, Polo Ortí, T Johnson, L. Balada, L. Andriessen, K. Huber, R. Barret y K.H. Stockhausen.
Su creación, caracterizada por la fuerte influencia del folclore canario, abarca una gran variedad de estilos y formaciones: música de cámara [e.o. Forma Deforme (1998) para cuarteto de flautas de pico, Drums and Bass (2001) para ensemble y electrónica en vivo, Drumsichord (2001) para clave, Ecstatic Dances (2005) para 2 pianos], orquesta [Malpaís con Campanas (1996-2000), Dindirindín (2002)], música vocal [e.o. Madrigal de los Campesinos (1996) para coro, Cantus Naturalis (2004) para coro, solistas, narrador y orquesta, Cinco Romances (2003) para coro y ensemble], lied [e.o. Neuer Frühling (2002), Shir Ha-Shirim(2003)] y ópera [De Fahrradstand Oper ( 1998)], danza [As if nothing Happened (1998), Samsara (2003), “... in a nut shell...” (2004)], música electrónica, video-art y música para teatro.
Gustavo A. Trujillo es profesor de análisis, harmonía y contrapunto en el Rotterdams Conservatorium, asesor artístico de PA'dam y compositor freelance.
El sábado 19 de julio del 2008 se estrenó su obra Chamán, por la orquesta Ensemble Villa de la Orotava, dentro de la III edición del festival de cámara Villa de la Orotava.
En el Auditorio villero Teobaldo Power, se presentó musicalmente el estreno mundial de la obra “Chamán” del orotavense Gustavo Trujillo. Este compositor joven pero con una madurez compositiva digna de admiración, es profesor de análisis, armonía y contrapunto en el Rótterdam Conservatorium y asesor artístico de PA´dam. “Chamán” Obra encargo para el Festival de Música de Cámara Villa de la Orotava es una obra de construcción relativamente sencilla, casi neoclásica. Mezclando por una parte una imagen idealizada, romántica, del Chamán (brujo) y por otra el Chamán Dulcamara de L ´elisir d´amore, la obra se desvela como una suerte de poema sinfónico. Un poema, según palabras del autor, con un trasfondo casi autobiográfico: el compositor como encantador, el compositor como charlatán.
Compartieron programa con este estreno La Obertura de La Bodas de Fígaro de W. A. Mozart, las Variaciones “San Antonio” sobre un tema de Haydn de J. Brahms, y la magnífica 5ª Sinfonía de L. van Beethoven.
La amiga de la Villa de la Orotava; Loly García González, remitió: “…Qué orgullo de vecino!! Siempre fue un niño reservado! Pero se veía responsable y buena persona! Sabía que llegaría lejos! Enhorabuena!!...”

 

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU.
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario