lunes, 7 de agosto de 2017

DOCTOR PABLO ANTONIO FURELOS TORAL



Óleo de José Carlos Gracias, publicado en “La Prensa”, El Día, Santa Cruz de Tenerife.
En la página número 5, el domingo 26 de julio de 2015. Referente a un gran e inteligente cirujano craneofacial, residente en Santa Cruz de Tenerife, al que le agradezco el trabajo que realizó entonces con mi hijo Enrique Álvarez y González de Chaves: “…Nació en la Coruña en el año 1960  es un cirujano maxilofacial. Su labor ha estado enfocada, principalmente, a cirugía reconstructiva facial y cirugía craneofacial.
Se licenció en Medicina en 1983 por la Universidad de Santiago de Compostela y realizó la especialidad de Cirugía Oral y Maxilofacial en el Hospital 12 de Octubre de Madrid, obteniendo el título en 1989. Completó su formación en diversos hospitales del extranjero. Asimismo, llevó a cabo un intenso trabajo en la Unidad de Cirugía Experimental del Hospital 12 de Octubre, creando también la Unidad de Cirugía Craneofacial.
Siendo médico interno residente fue secretario de la Comisión Nacional de Cirugía Maxilofacial. En el año 1992 asumió el cargo de director del Programa de Cirugía Maxilofacial en el Hospital Universitario de Tenerife, cargo que ocupó durante 14 años. Coautor y autor de varios libros científicos y numerosas publicaciones, durante este período fue profesor colaborador de la Facultad de Medicina de La Laguna, impartiendo las clases de Cirugía Maxilofacial. Asimismo realizó numerosos ensayos en la Unidad de Cirugía Experimental de dicha facultad. En 2006 solicitó la excedencia temporal del Hospital Universitario de Canarias para dedicar más tiempo a la investigación. Se ha centrado en dos campos: el primero, la cirugía maxilofacial mínimamente invasiva (enfocada especialmente a la implantología dental), y el segundo, la remodelación en graves deformidades faciales, combinando técnicas quirúrgicas y no quirúrgicas. Traslada su consulta privada al Palacio Martí Dehesa, en Santa Cruz de Tenerife. Este edificio, construido en 1912, fue durante 25 años la sede del Gobierno de Canarias. Allí realizó una respetuosa restauración del inmueble, dirigida por el profesor Alberto Darias, catedrático en Historia del Arte, y los arquitectos Corona y P. Amaral.
El resultado es una clínica que combina clasicismo con tecnología de vanguardia. En 2009 crea una delegación de su clínica privada en el centro histórico de París, para una comunicación más directa con sus pacientes del Norte de Europa. Especial importancia en su vida tiene la solidaridad con los más desfavorecidos, prestando desde 1990 su asistencia desinteresada en diversos paí- ses de África (Senegal, Mauritania). En sus propias palabras: “Quizá sea mi mayor orgullo”…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario