viernes, 4 de agosto de 2017

JESÚS MARÍA ÁLVAREZ ORAMAS PINTOR SURREALISTA OROTAVENSE (II)



Fotografía que remitió entonces (04/09/2013) mi amiga desde la infancia de la calle El Calvario de la Villa de La Orotava; Carmen Pérez y Pérez (Ninina).
Tomada en los estudios particulares y residencia familiar de Jesús María Álvarez Oramas, en la década de los años cincuenta del siglo XX.
Donde vemos al artista con unos cuadros a carbón, destacando el desnudo de féminas y el varón.

Jesús Oramas vivió sus primeros años en las graduadas de la parte baja del Ayuntamiento de La Orotava. A la edad de siete años continuó sus estu­dios en el colegio de San Isidro, dirigido por los Hermanos de las Escuelas Cristianas, donde permaneció hasta los doce años. Luego ingresó en el Colegio Farráis para los estudios de bachillerato, alternando estos cursos con las clases de dibujo en la aca­demia municipal de la Villa de La Orotava, donde tuvo como director- profesor al señor José María Perdigón.
A la edad de catorce años había pintado del natural a su profesor de dibujo, don José María Perdigón; pintó también a su padre Genaro Álvarez Hernández ex operario de la FAST y a su madre Maruca Oramas González Ama de Casa.
Terminado el bachillerato y su prepara­ción en el dibujo, se trasladó a Santa Cruz de Tenerife y se matriculó en la Escuela Superior de Bellas Artes, en la sección de pintura, donde cursó todos los estudios correspondientes y obtuvo al final el título de profesor de Bellas Artes.
Alternó el arte con los dibujos de arqui­tectura unos siete años, en las oficinas de Tomás Machado Méndez y Fernández de Lugo, arquitectos en la isla de Tenerife.
El servicio militar lo cumplió en las Mili­cias Universitarias de IPS en La Laguna, cursando los estudios de verano en Los Rodeos para la formación de Oficiales de Complemento, en donde obtuvo el grado de Alférez en el cuerpo de Ingenieros. Las prác­ticas de oficial las realizó en el Regimiento Mixto de Ingenieros, en La Cuesta, en Santa Cruz de Tenerife.
Por este tiempo, Jesús Dramas daba cla­ses de dibujo en la Academia Bayco, situado en la calle de Suárez Guerra, y tenía de director de dicha academia al señor Pulio.
En el año 1957 se marchó a Madrid para ampliar sus estudios de pintura, matricu­lándose en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando de la Universidad Complutense de Madrid, donde obtuvo sobresaliente, y donde tuvo un notable pro­fesor, Eduardo Chicharro Briones.
Terminada la carrera, viajó por el norte de la Península, en concreto llegó a Astu­rias, donde trabajó en la siderúrgica de Avi­lés, ENSIDESA, situada en las cercanías de Llanes. En esta ciudad expuso sus obras, en la galería Luzana, donde presentó una colec­ción con temas asturianos y de Tenerife. Expuso veinte y seis cuadros realizados al óleo y a la acuarela. Luego, en los años sesenta, comenzaron los viajes y las expo­siciones de un lugar a otro, recorriendo Europa con caballete y pinceles, luchando con los idiomas, con las costumbres de otros pueblos, y las tendencias pictóricas tan diversas en los países de nuestra Europa.
En la Orotava, a los once años de edad, obtiene un primer premio, en el certamen literario que organiza el Ayuntamiento. A los diecisiete años, inaugura su primera exposición individual en el Casino de Icod de los Vinos, con un total de sesenta cuadros, ejecutados al óleo y a la acuarela. El  Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife organiza una exposición para Artistas Noveles, participando con un paisaje al óleo pintado del natural, en la ciudad de San Cristóbal de La Laguna. El jurado de esta colectiva estaba formado por los pintores Francisco Bonnín, Martín González, López Ruiz, Vicente Borges y Alonso Reyes. En esta exposición, le otorgan el primer premio, con diploma, firmado por el jurado competente. A los treinta y tres años, se traslada de Paris a Tenerife para cumplir con una promesa de exponer sus cuadros al pie del Pico Teide. Se trasladó en avión, con tantos cuadros, como años cumplía, inaugurando la exposición a las nueve de la mañana y clausurándola a las nueve de la noche del mismo día. La obra más representativa de la exposición fue la Gioconda Canaria, dedicada a las lecheras del Archipiélago, ejecutando al óleo en un lienzo de nueve metros cuadros. Cuadro que fue muy aplaudido por todos los visitantes que acudieron a la inauguración. En la concurrida Plaza del Charco, del Puerto de la Cruz, realizó un maratón de cuadros al óleo, pintado una semana al aire libre, desde las nueve de la mañana hasta las doce de la noche. Muchísimas fueron las personas que le hacían toda clase de preguntas, a  las cuales les contestaba; sin prisas y amabilidad. Pinta un retrato a diez mil metros de altura; en un viaje de Iberia, desde Madrid a la isla de Tenerife, un señor, que sabía que era pintor, le pidió por favor, y se lo realizó. Expuso en la Galería Wiot, de la Calle Triana, en Las Palmas de Gran Canaria, le cortó las barbas el humorista canario Pepe Monagas, las cuales fueron pegadas a un autorretrato preparado para la sorpresa del público. En Asturias, Avilés – Llaranes, trabajó un año en la Siderúrgica de ENSIDESA, en los talleres de fundición, y unos meses después en las salas de delineantes de la empresa; por este tiempo hizo amistad con el carbonero, llamado Josepin, un hombre y modelo muy interesante; lo pintó repetidas veces, más tarde lo expuso en la exposición que tenía preparada; Todos temas de Asturias y su isla de Tenerife, para la Sala Luzana de Avilés, y como estaba situada frente a los talleres de La Voz de Asturias, todos los días había comentario de la exposición, tanto la radio como la Prensa. Un pueblo al que agradó mucho su pintura, obteniendo éxitos muy notables. En San Sebastián, inauguró una exposición en la Galería Espelunca, en la Calle Vergara, dio una conferencia referente a su vida en el arte surrealista, fue más de una hora hablando y contestando a muchas preguntas que realizaba el público. Las hermanas Ramos, directoras y propietarias de la galería, le felicitaron por los éxitos obtenidos, tanto de publicidad como de venta.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario