miércoles, 4 de abril de 2018

EL RECORDADO BODEGÓN OROTAVENSE DE SEGUNDO SACRAMENTO


Esta fotografía que remitió entonces (7/5/2014) el amigo desde la infancia en la Villa de La Orotava, residente actualmente en el Puerto de la Cruz; SEGUNDO SACRAMENTO DOMÍNGUEZ, referente al recordado Bodegón o Merendero que regentaba su padre; Segundo Sacramento en la Villa de La Orotava en el anexo del camino de Los Cuartos (actual calle del maestro Vallisoletano don Tomás Calamita y Manteca).
El Bodegón que se le conocía por “Los Molinas” se ubicó en la década de los años cincuenta del siglo XX en un salón donde estuvo el entonces famoso taller de mecánica de don Alberto  Müzemayer (conocido por don Alberto “El Alemán”).
Era un centro totalmente neurálgico de orotavenses que frecuentaban para probar buenísimos caldos vitivinícolas. Muchos de ellos ya forman parte de la Historia de la Villa.
No era un Merendero, ni un bar – restaurante, era un autentico bodegón de estilo canario. Un bodegón, de los conocidos como naturaleza muerta, que representa objetos inanimados, generalmente extraídos de la vida campestre, naturales o hechos por el hombre en un espacio determinado, produciendo un efecto de serenidad, bienestar y armonía.
Lo visité en muchas ocasiones siendo aún un niño con mi padre Juan Álvarez Díaz que le unía una gran amistad con don Segundo Sacramento, recuerdo ver a su señora esposa María del Carmen Domínguez González en su trajinar en la cocina y posteriormente en un puesto de carnicería que se colocó a la entrada por el lado izquierdo, don se vendía carne vacuna de todo tipo de nuestra tierra, en especial la de cerdo.
Me cuenta mi amigo de la infancia; SEGUNDO SACRAMENTO DOMÍNGUEZ: “…Mi padre compraba el "mosto" de las vides del Valle de la Orotava, Tacoronte, la Victoria y Santa. Úrsula y este fermentaba en la bodega donde luego se vendía el vino elaborado junto con los platos de garbanzas, carne con papa, conejo en salmorejo con papas arrugadas, chicharrones etc.  Mi padre en paz descanse. Llegó a almacenar hasta 15.000 litros de mosto y que se vendían hecho vino a lo largo del año…”
En la foto de izquierda a derecha; Manuel (El cojo), Sixto (entonces de servicio militar en San Agustín) que fue cobrador de don  Pedro Hernández  Méndez y directivo del UD. Orotava vivió sus últimos años de la vida en el geriátrico de San Sebastián. El pequeño es mi amigo de infancia Segundo Sacramento Domínguez de dos años de edad recién cumplido, el siguiente es Santiago Oramas camionero, el de la guitarra  es don Eustaquio Regalado Cairós, el famoso “Cojo Regalado” o "Taquito" tocaba muy bien la guitarra, ilustre personaje popular villero que dio vida a la caricatura lírica COSAS DEL PUEBLO.  Escena costumbrista, cuyo libreto es original del letrado villero don Felipe Casanova y Machado, y la música del vallisoletano – orotavense don Tomás Calamita y Manteca. Detrás un chofer que tenía Manuel Mesa en su taxi, y no recuerdo su nombre y el de la derecha Vicente Aparicio que por aquella época cobraba recibos, creo que también fue chofer de taxi.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL


No hay comentarios:

Publicar un comentario