martes, 30 de mayo de 2017

PARRANDA DE AMIGOS COLEGIALES, AÑO 1967



En el mes de junio del año 1967, un grupo de colegiales de la Villa de La Orotava, de los colegios La Milagrosa y San Isidro, de diferentes niveles, unos del 4º curso, otros de 5º y otros de 6º, decidieron formar una parranda para participar por primera vez en la Romería de San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza, con esta clase de evento folclórico.
La romería que vemos en la fotografía corresponde al día 4 de junio del año 1967. La panorámica está tomada en el inicio del Puente del Escultor Fernando Estévez del Sacramento, al final de la calle La Carrera, delante de la actual mansión del investigador, escrito y heraldista orotavense Antonio Luque Hernández.
Muchas caras conocidas de jóvenes de entonces desde la izquierda a la derecha; Nono Domínguez Quijada, Juan Antonio Delgado García, Juan de Dios Martín Pérez, Quique Jiménez Fuentes, Juan de la Guardia Romero, Néstor Martín González,  María Luz García, Nena Martín González, Sofía de la Guardia Romero, Nene García, Mari Carmen Martínez, Maribel Gutiérrez, Carlos Saro Calamita, Paco Hernández Álvarez (El Cañón, fallecido), Francis Martín Pérez,  Memel Hernández García, un servidor, Margarita García Torrents, Toño Jacinto del Castillo, Marisol Cabrera Estévez, Juanito Delgado etc.…
Parece que el grupo en ese instante hace un alto al baile y a la tocata, para comer unos conejitos y beber unos vasitos de vino.
El año 1967 fue el más glorioso de la historia de la música ligera. Incluyendo el triunfo en eurovisión de la joven  anglosajón que cantaba descalza Sandie Shaw con su inolvidable Marionetas en la cuerda.
La parranda colegial, utilizaba como lugares de ensayos; el patio de la casa de Juanito Delgado en la calle El Calvario, La azotea de la casa de don Manuel Martín Méndez en el paseo de Domínguez Afonso. Todos los años (creo que solo funcionaron 3), le llamaban los organizadores de la Romería Regional de San Benito Abad de La Laguna, los cuales le ofrecían una guagua y un  montante en peculio, por su actuación en la Romería lagunera, gasto que ellos invertían en una cena con baile de la juventud, primero en Casa de Onelia en la calle del doctor don Domingo González de Chaves y García (antaño de Castaño) en la Villa Arriba y finalmente en Casa de Alejandro (actual Gran Tarajal) en el Barrio de Los Pinos.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario