sábado, 17 de junio de 2017

MAXIMILIANO MARTÍN LECHADO.



Obtiene el premio fin de grado elemental, medio y superior en Clarinete, estudió piano en la Royal School of Music, clarinete con D. Antonio Sosa Monsalve y Michael Kirby, ha estudiado solfeo, transporte, coral, suele formar Grupos y dúos de Músicas de Cámara, ha hecho cursillo de clarinete con el Profesor José Vicente Herrera solista de la orquesta municipal de Valencia, pertenece al grupo de clarinetes y coro juvenil del Conservatorio Superior de Música de Tenerife, ha obtenido 3º premio "Músicanaria 92" de instrumentos de madera en categoría infantil. Martín Lechado, nace en La Orotava, 1976. Ha ofrecido recitales acompañados al teclado por Nigel Clayton, uno de los pianistas más solicitados en el ámbito de la música de cámara inglesa. Ha dado recitales en Torreillles, localidad francesa hermandad con el municipio gerundense, inscribiendo su actuación en el ciclo de jóvenes intérpretes del certamen internacional. Fue alumno predilecto de Joan Enric Lluna, ha trabajado, además de ser miembro integrante de la JONDE, como miembro reserva de la Joven Orquesta Europea (EUYO), la Joven Orquesta Gustav Mahler (GMSO) y la Joven Orquesta del Pacifico (PMF). Duro peregrinaje para este valor de la cantera villera, quien se declara firme partidario de ir en busca de las oportunidades y no esperar a que le lleven a casa. En 1998, logró el primer premio de clarinete en el Royal College of Music de Londres donde cursó sus estudios de música. Fue revelación de la Orquesta sinfónica de Tenerife, donde actuó bajo la dirección de Pedro Halffter, en la interpretación del Concierto para clarinete de Bernard Crusell.
El matutino EL Día, publicaba el día 2 de enero de 2003. Debutar en la Sala Wigmore Hall de Londres es la aspiración de todo joven intérprete. Este sueño lo han materializado hace escasas fechas dos músicos tinerfeños, el clarinetista Maximiliano Martín y el pianista Inocencio Javier Negrín, que arrancaron la ovación del público en el que podría denominarse uno de los santuarios europeos de la música de cámara. De vacaciones en Tenerife, la satisfacción podía leerse en sus rostros. No solo la presentación había sido un espaldarazo para sus respectivas carreras, sino que había constituido un éxito común, producto de su buen entendimiento musical y de la amistas que existe entre ambos. Esa complicidad fue detectada de inmediato por el público, integrado por melómanos, críticos, profesores y personalidades vinculadas al mundo musical británico. Horas antes del concierto, las perspectivas ya eran excelentes. La prensa londinense se hacía eco de la audición y, en concreto, el rotativo “Metro” dedicaba una previa a la actuación del dúo Tinerfeño. Nace una alianza, Martín y Negrín empiezan a recoger los frutos de varios años de trabajo. El primero ha conseguido una plaza acariciada por músicos de toda Europa, lo que ya le ha permitido tocar bajo la batuta de maestro como Charles Mackerras y Giovanni Antonini. El segundo tiene la condición de Júnior Feloow, distinción honorífica que otorga el Royal College of Music y que conlleva, además de impartir clases y dar conciertos, la misión de difundir el “ethos” de la institución fuera de sus aulas. El premio al mejor solista obtenido en el ciclo de Juventudes Musicales de Albacete le permitirá además realizar a lo largo de este año una gira de conciertos por toda España. La carrera del dúo tampoco ha estado exenta de reconocimientos, ya que para llegar al Wigmore Hall tuvo que lograr el placet de la Fundación Tillett Trust, cuyo fin es la promoción de jóvenes músicos tanto ingleses como extranjeros. La audición ofrecida a sus miembros no dejó lugar a dudas. Ambos ven en el resultado actual “la suma de trabajo más talento más constancia más dedicación”. Subrayan que, además, se necesita “mucho coraje para sobrevivir en el difícil y competitivo mundo musical de Londres”, donde compositores e intérpretes de todas las nacionalidades luchan por abrirse paso. Pero en el buen hacer de este matrimonio musical también influyen el común origen geográfico y docente. “Ambos llegan de la misma tierra y tienen el mismo “background”. Son amigos, no pierden el tiempo en rivalidades estériles y van directos al grano de la música que interpretan. Antes de llegar al Wigmore Hall ya habían tocados juntos en distintos foros de Londres como Croydon y St. Martín in the Fields. Estos músicos se hicieron en Tenerife, de esta isla se fueron con 18 años, pero su formación primaria está en la Tenerife, reconocen con gratitud. Maximiliano Martín forma parte forma parte de una orquesta sinfónica de Escocia, Scottish Chamber, la cual en enero del 2003, le ha encomendado la parte solista del Concierto para Clarinete, de Mozart, que interpretó bajo la batuta de Giovanni Antonini, incluso participó como solista en la Filarmónica de Macedonia.
Fundador de la orquesta de Cámara Ensemble Villa de La Orotava.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario