viernes, 28 de julio de 2017

ESPERANZA RODRÍGUEZ FERNÁNDEZ (MI TÍA)



Aniversario de su fallecimiento. Nació en Madrid el día 17 de enero del año 1917 y falleció en la misma capital del reino el 29 de julio del 2007. A los 90 años de edad y está enterrada en el Cementerio de La Almudena en Madrid.
Estudió en el colegio madrileño francés de las Hermanas de la Caridad de San Vicente Paul, trabajó en las oficinas de la sindical en la misma capital española.
Contrae matrimonio en Madrid el día veinte dos de noviembre de 1947 en la iglesia de San Sebastián  (esta iglesia está muy cerquita de la plaza y calle  de Matute nº 5, donde vivía con sus hermanos: Rosario (Saro) esposa de don Luis Nicolás Isasa registrador de la propiedad, Aurelio, (comisario jefe de policía en Las Palmas de Gran Canarias) y  Juan Antonio), con el orotavense Enrique Abréu González (mi tío), fueron sus padrinos Carlos Delgado Febles oriundo de la Matanza de Acentejo - Tenerife y la madrileña Esperanza Fernández García Navas (su madre).
Su padre don Aurelio Rodríguez, era joyero de profesión, de tal manera que lo propusieron para que fuese joyero del Rey, pero otro con más recomendación se le adelantó, tiene muchas custodias por las iglesias de Madrid hechas por él. Una de ellas, está en la iglesia de los Calatravas, en la calle Alcalá de Madrid, además, era excesivamente “religioso” y pertenecía a varias Iglesias donde tenía su cargo como feligrés. Esas Iglesias estaban muy cerca de la Plaza y calle Matute. Entre ellas pertenecía a  La Adoración Nocturna, y Cofrade en La Iglesia más antigua de Madrid de San José en la Calle de Alcalá.
Se van a vivir a Vigo (Pontevedra), en donde su marido Enrique Abréu González (mi tío) era Jefe – Receptor de las oficinas de la Cooperativa Agrícola Norte de Tenerife (FAST), allí nace su primer hijo Enrique José Abreu Rodríguez, el 5 de diciembre de 1948, y la segunda; Esperanza Cecilia Abreu Rodríguez el 15 de marzo de 1952.
Viene con su familia a la Villa de La Orotava Tenerife, en donde mi tío se incorpora de nuevo a las oficinas de La FAST, el 6 de octubre de 1952. En esa fecha van a vivir a Las Arenas (Puerto de la Cruz), por cercanía con el trabajo de mi tío. 
El 9 de septiembre de 1954, mi tío Enrique (su marido) pide excedencia a la compañía orotavense, para irse a trabajar al Sur de Tenerife como encargado general de la empresa agrícola del Sr.  Negrín, en el lugar conocido por los Álamos en La Playa de San Juan (Guía Isora). 
Regresando de nuevo a La Orotava, puesto que su marido (mi tío), se incorpora de nuevo a su antiguo puesto de la FAST, que lo envían  como encargado general del almacén en Las Arenas.
Viven en alquiler en una casa (aún se conserva) propiedad de Doña Jovita González “La Panadera” de la calle Verde (Nicandro González Borges) de la Orotava, en el mes de septiembre de 1958.
El 12 de septiembre de 1959 su marido (mi tío) pide nueva excedencia para volver al sur de Tenerife a trabajar en Fañabé (Adeje) como encargado general de la empresa Exportadora de tomates “Entrecanales y Larrarte”, en ese año se traslada con su familia al sur de Tenerife a vivir en un apartamento de dicha empresa, pero no dejan la casa de la Orotava, donde pasan las vacaciones.
En el año 1961, vuelven otra vez a vivir en la Villa de La Orotava, en la misma casa de la calle de Nicandro González Borges que no habían abandonado, puesto que mi tío su esposo se integra con la misma compañía como encargado general en su recién empaquetado de plátanos cita en la Quinta Santa Úrsula, hasta la prematura muerte de su marido Enrique Abréu González (mi tío) acaecida el 15 de junio de 1964, tenía 46 años de edad. 
A partir de entonces viuda con sus dos hijos (mis primos) se marcha a vivir a su terruño (Madrid). Trabajando en Suiza varios años. Finalmente se viene a vivir a Madrid con sus hijos al barrio de Aluche.
Que este relato  sea al menos un homenaje al recuerdo y a la vida de mi tía Esperanza Rodríguez Fernández que era una grandísima persona y muy querida por todos.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR M ERCANTIL


No hay comentarios:

Publicar un comentario