viernes, 14 de julio de 2017

ADIÓS CÁNDIDO



Cándido León Cabrera, nació en la Villa de La Orotava el día 3 de Julio de 1939, y falleció en la misma Villa el 14 de Julio de 2017 a los 78 años de edad.
El tercero del matrimonio orotavense; Leopoldo León Expósito y Mercedes Cabrera; Josefina, Leopoldo, Cándido y Arsenio León Cabrera (Cándido y Arsenio eran mellizos).
Estudió sus primeras letras en Las Graduadas “La Concepción” en lo bajo del Ayuntamiento de La Villa de La Orotava, Cursos Cultura General en el Colegio de San Fernando (calle de San Francisco). En su infancia fue monaguillo del entonces Templo de Santo Domingo de Guzmán (del ex convento dominico de San Benito de La Villa de La Orotava) y posterior miembro de la Hermandad del Nazareno de mismo templo.
Trabajó a lo largo de su vida como Carpintero – Ebanista, primero en los talleres de los orotavenses; Domingo Burgos y Ángel Trujillo. Independizándose posteriormente en el Barrio “Los Cuartos” de la Villa de La Orotava.
Fue futbolista; del Infantil Águila Tinerfeña. Juveniles; San Fernando y UD. Orotava. Sénior UD. Orotava. Baloncestista; del CB Águila del Valle.
Socio de la Sociedad Cultural Liceo de Taoro. Perteneció a la Coral Polifónica de la misma sociedad.
Miembro de la Murga Los Piteras. Perteneció al cuerpo de baile del Cuadro Infantil de don Gustavo Dorta Hernández y de Los Coros y Danzas de la Sección Femenina de La Villa de La Orotava. Participando con este grupo en la Feria Mundial de Nueva York en la primavera del año 1964.
Casó el día veinte y siete de Mayo del año 1967, en el templo parroquial y Matriz de Nuestra Señora de La Concepción de la Villa de La Orotava con la dama orotavense; Josefina Álvarez Abréu (FINA – mi hermana). De cuya unión tuvieron tres niñas; Mercedes, María Jesús y Cecilia.
Mis gratos recuerdos con Cándido, fueron su acogida en el taller de ebanistería en Los Cuartos, en mis tiempos colegiales, en vacaciones de Navidad, Semana Santa y Verano, a parte de su ayuda (cargar material)  me distraía realizando trabajos manuales, con los recortes sobrantes.
Llegué a confeccionar la Ermita “El Calvario”, que diseñó don Mariano Estanga, y que tuve de exposición en mi casa de la calle El Calvario.
A Cándido le debo, el irme a buscar a la salida del Colegio de San Isidro, una noche otoñal del final del mes de octubre del año 1965, a comunicarme la ida al infinito de mi pobre padre Juan Álvarez Díaz.
Además conjuntamente con su padre Leopoldo León Expósito y mi sobrina Loló Padrón Álvarez, tuvieron la gentileza de llevarme mi automóvil en el Ferri vía Cádiz a mi entonces destino laboral en la ciudad de Minas de Riotinto (provincia de Huelva), donde fui destinado como docente después de aprobar las oposiciones en Madrid.
Cándido me impresionó verte el día de la Romería de la Villa de La Orotava (2017), tras la ventana de casa previsto del chaleco de mago, en el momento que pasaban nuestros santos patrones; San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza.
Evidentemente lo hiciste en su honor, convaleciendo la triste y cruel enfermedad. Ellos te vieron, y quisieron llevarte y ayudarte. Y así lo hicieron, pues ese lugar eterno, es el de la tranquilidad, la felicidad, el sosiego, la esperanza y la misericordia.
Adiós Cándido, un abrazo y hasta siempre.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL



2 comentarios: