miércoles, 9 de agosto de 2017

EL RECUERDO DEL ACTOR DEL CINE Y EL TEATRO ESPAÑOL ANTONIO CINTADO EN LA VILLA DE LA OROTAVA



Antonio Cintado haciendo el papel de Guardia Civil en la gran película y maestra de Luis Buñuel “TRISTANA”.

Sobre el recuerdo del actor del cine y el teatro español Antonio Cintado.  Lo recuerdo de mi infancia cuando pernoctó en la Villa como director y actor de la compañía teatral ambulante de “MARÍA TERESA POZÓN”.
Primero ensamblaron la carpa en el lugar conocido por la Sidrona, al lado de la famosa y centenaria Araucaria que aún se conserva sin el tratamiento adecuado.
Posteriormente durante tres largos meses, en la desaparecida terraza del teatro cine Atlante.
Antonio Cintado se hospedaba en la recordada Pensión - Fonda de la calle García Beltrán “El Suizo” de don Paco Polo Verdugo, con su señora y su hijo, el cual cogió amistad con mi pandilla de chicos que jugábamos con los juegos de la ilusión infantil en la plaza de Franchi Alfaro.
Mientras fueron huésped de la Villa, su hijo estudiaba en la clase media del Colegio de San Isidro con el inolvidable maestro nacional don Santiago García.
Relativo a la compañía, recuerdo gozarme la Pasión de Cristo según San Mateo y mi abuelo materno Bruno Abréu Rodríguez, músico de la Banda de música Municipal de La Villa de La Orotava y zapatero ebanista, con  capacidad intelectual, amante de la historia, filosofía, literatura y de la poesía, no se perdía ninguna función teatral de la compañía, siempre iba a lo que se llamaban asientos del “gallinero”, realizado con tablones superpuestos, mientras que mi padre Juan Álvarez Díaz, industrial, también de buen intelecto, se sentaba en las sillas del patio, como se le llamaban entonces.
En esa compañía apareció “Manolo el 88”, un señor que vendía rifas (por eso el apelativo) para obsequiar en los intermedios de las escenas. Su señora era una gran actriz de la mencionada compañía.
Manolo se quedó a vivir aquí en la Villa de La Orotava, montó una churrería con los “Fariña” en la calle El Calvario de la Villa, desapareciendo posteriormente. Nunca más supe de él.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario