jueves, 29 de marzo de 2018

EL MANDATO (II)


Procesión del Mandato del jueves Santo del año 1963, tomada por un servidor (primeras fotos), con la cámara Kodak automática (regalo de mi padre Juan Álvarez Díaz), cuando solo tenía 12 años.
Fotografía referente al Crucificado del templo parroquial y Matriz de Nuestra Señora de la Concepción de la Villa, bajando por la calle Home (actual Tomas Pérez), a la altura de la Hijuela del Jardín Botánico.
Esta procesión que es una de las más importantes de la Semana Santa de la Villa de La Orotava, sale por la tarde desde la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Concepción.  Según el historiador Pedro Tarquis: “…La cofradía de la Santa Vera Cruz y Misericordia, una de las más antiguas de la Villa, fundada a mediados del siglo XVI. En el testero de la nave del Evangelio, tenía esta cofradía su altar con las imágenes del Cristo de la Misericordia, la Dolorosa y San Juan el Evangelista. En 1632 terminó de fabricar la Hermandad su nueva capilla; el arco lo labró el cantero José Rivero. Las efigies se colocaron en un retablo o nicho de cantería, obra del maestro Francisco Rodríguez. En el inventario del año 1.563, figuran registrados el Cristo de la Misericordia, La Dolorosa y San Juan. Siendo preboste y hermano mayor de la cofradía Don Antonio de Calderón el mozo, encargó, en 1.586 a Juan de Arfián la policromía del Cristo. La sepultura, según consta en los libros de cuentas fue tallada por un artista que vino desde Garachico. El Cristo que es una copia exacta del Cristo de La Laguna es de un imaginero conocido por Ruiz Díaz que todavía no ha comprendido, ni ha entrado de lleno en el Renacimiento. La Dolorosa y el San Juan Evangelista que estaba al pie de la Cruz, fueron sustituidos en el siglo XIX, por otras imágenes del Grancanario José Luján Pérez. La figura de San Juan es de talla completa, una de las mejores esculturas que salieron de las manos de este imaginero Canario. La Dolorosa es de vestir. Estas imágenes salen cada una en su trono o base de plata repujada…” 
Esta Hermandad fue recatada por el doctor de la Villa de La Orotava don Buenaventura Machado Melíán al principio de la década de los años ochenta del siglo XX.
En esa época la procesión subía hasta San Francisco como lo hace habitualmente, y en su regreso llegaba hasta la calle Viera, pasando por delante de la Cárcel municipal, ponían en libertad un preso.
Parece ser que existía en las costumbres castellanas y sobre todo en las andaluzas, de poner en liberta a un preso de dicha institución.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario