jueves, 22 de marzo de 2018

LOS HORNOS DE CAL DEL PUERTO DE LA CRUZ


Las caleras fueron para canarias una de las actividades industriales de las más arraigadas, desde la colonización ya que casi todas las islas y en las costas era muy raro que no hubiese un horno dedicado a la elaboración de cal y yeso, que se utilizaba en la construcción, la cal mezclada con la arena y agua para hacer el mortero, también se utilizaba para blanquear o enjalbegar las paredes y muros y en la higiene y la medicina servía como desinfectante en enfermedades contagiosas para prevenir la putrefacción de aguas estancadas y para la prevención de infecciones en los enterramientos. Esta industria se mantuvo en constante crecimiento hasta los años sesenta que empezaron a abandonarse por la aparición de las industrias sementeras.
Hornos de Cal de Las Cabezas. Este conjunto arquitectónico restaurado y convertido en parque público en la actualidad, data de finales del siglo XIX. Consiste en tres edificaciones abovedadas de uso industrial que en su época sirvieron para la obtención de yeso y cal, materiales que eran básicos para la construcción. Los hornos están conformados por piedra y ladrillo macizo. El conjunto se completa con las tanquillas que portaban el agua, el cuarto de la caldera donde se llevaba la cal una vez cocinada, el cuarto del carbón y la casa del yeso. Las piedras de cal se traían en barco hasta el muelle del Puerto de la Cruz desde la isla de Fuerteventura.
Hornos de Cal recientemente restaurados, se encuentran en la Calle de Las Cabezas junto al Instituto de Formación Profesional. Se trata de unos hornos donde se fabricaba cal para la construcción que datan de principios de siglo. Funcionaron como tales hasta 1940.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario